Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook
ESPAÑA

Isabelita firmó el testamento para repartir la herencia de Juan Domingo Perón

La ex presidenta puso fin a años de especulaciones y decidió donar 90% de su patrimonio a asociaciones benéficas, y el resto estará destinado a sobrinas y empleados.
Isabelita firmo el testamento para repartir la herencia de Juan Domingo Peron
Publicado el 07/10/2013 - La ex presidenta María Estela Martínez de Perón (Isabelita) puso fin a años de especulaciones sobre los posibles herederos de sus bienes y los del ex presidente Juan Domingo Perón al firmar su testamento en España, donde vive, informó el diario español ABC.

Según reveló al diario un amigo de la viuda de Perón, quien la conoce desde hace 22 años, Isabelita donará el 90 por ciento de su patrimonio a asociaciones benéficas. El 10 por ciento restante estará destinado a sus sobrinas y sus empleados, ya que la mujer no tiene hijos.

La herencia material de Perón, que dirigió el país en tres oportunidades, está rodeada de preguntas y rumores sobre presuntas cuentas en diferentes paraísos fiscales y por reclamos de paternidad.

Por eso, según el amigo de Isabelita, la ex presidenta, de 82 años, contrató a un investigador en Madrid para conocer si había alguna cuenta a nombre de Perón en los principales bancos suizos, pero "el apoderado no obtuvo ningún resultado".



Isabel Perón paseando por las calles de Madrid en 2000, el año en que se convirtió en ciudadana española. Foto: Archivo / LA NACION / Facundo Pechervsky

Isabel Perón paseando por las calles de Madrid en 2000, el año en que se convirtió en ciudadana española. Foto: Archivo / LA NACION / Facundo Pechervsky
Foto 1 de 7

El amigo de Isabelita consultado en la nota dijo además que cuando la mujer fue encarcelada entre 1976 y 1981 por la junta militar, fue "estafada de forma miserable por un abogado al que le confiere amplios poderes para representar todos sus intereses". La fuente agregó que el letrado en cuestión, que aún vive en Buenos Aires, viajó a Suiza -donde el ex presidente tenía una cuenta de cinco millones de dólares en la que se depositaron todos los atrasos no percibidos durante su época en el exilio, en su calidad de jefe de Estado-, y "expelió la cuenta del general, retirando solamente en efectivo dos millones de dólares".

Por su parte, las hermanas de Eva Duarte, la segunda esposa de Perón, también reclamaron parte de la herencia. Sin embargo, la madre de la emblemática ex primera dama había cedido los derechos al general Perón y tras su muerte fueron heredados por Isabelita.

"Para pagarles la reclamación, al poco de llegar a España -después de la dictadura- tuvo que vender su espléndida casa en Puerta del Hierro, que en aquella época era la urbanización más cara de Madrid y era donde había vivido con el general", contó el amigo de Isabel.
Indemnización y embargo

En la década de los 90, Isabelita inició una demanda contra el Estado argentino por la expropiación sufrida durante el golpe militar y posterior estadía en prisión. Como consecuencia, obtuvo una cuantiosa indemnización que le permite vivir cómodamente en Madrid.

A comienzos del año pasado, el diario El País reveló cómo es la hermética vida de Isabelita en ese país, donde se codea con la alta sociedad y acude a los consejos de un astrólogo.

En 2007, la justicia española ordenó el embargo preventivo de más de siete millones de dólares de la Isabelita. La Fundación por la Paz y la Amistad de los Pueblos (Funpaz) le reclamaba a la viuda la suma de 7.758.747 de dólares, dinero que corresponde a los bienes que presuntamente la propia ex presidenta donó a esa entidad según una escritura pública firmada el 20 de abril de 1990 en Madrid.

Al año siguiente, la Audiencia Nacional rechazó el pedido de extradición a la Argentina, donde era requerida por los delitos cometidos por la Triple A y el secuestro y desaparición de un joven en febrero de 1975. Los jueces españoles argumentaron que los delitos que se le imputan a la ex mandataria no pueden ser calificados como de lesa humanidad, por lo que se los consideraron prescriptos.
  Tapa Impresa
 
 
 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina