Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook

El euro también tiene su versión blue y ya cotiza a $ 7,50 en la city porteña

Con las mismas restricciones que operan en el mercado del dólar oficial, las operaciones con euros también se han trasladado a la plaza paralela. Para los ahorristas, comprar euros implica una menor cantidad de billetes y la posibilidad de adquirir otra moneda además del dólar. Los especialistas sostienen que seguirá más firme porque el BCE ha emitido menos que la Fed.
Publicado el 23/05/2012 - El euro tiene sus propios fantasmas. Y éstos no habitan demasiado lejos de donde moran las inquietas figuras que se dedican a comprar y vender dólares a precios extraoficiales. En idioma blue, ayer se llegó a pagar $ 5,94 por cada billete de dólar. Como la cotización paralela del euro respeta la misma brecha que existe en el mercado oficial, el precio del billete europeo en la plaza cerró ayer en $ 7,48 (vendedor) y $ 7,43 (comprador). Eso sí: al euro paralelo no se le dice blue, sino “bleu” bajo riesgo de quedar incluido en el resistido club de los “afrancesados”.

Sin pisar el terreno de las apologías, los panegiristas del euro señalan que el billete también ha comenzado a demandarse cada vez más, principalmente porque sirve para diversificar. En este sentido, destacan que existen códigos que le son propios al librecambio de esta moneda, aunque hay un común denominador con aquellos que buscan dólares. Por ejemplo, habrá que tener presente que no todas las mesas de dinero que trabajan dólares lo hacen en euros, aunque sí todo el que tiene euros está obligado –el verbo es excesivo– a ofrecer dólares. Los arbolitos del microcentro (una especie en vías de extinción), que constituyen el corpus de vendedores minoristas del mercado ilegal de divisas, también respetan estas normas no escritas que tienen su génesis en el juego de la oferta y la demanda y, comentan, de la “fidelización de clientes”.

Otro de los argumentos de aquellos que apuntan a no discriminar al euro a la hora de realizar operaciones –y que también aplica al mercado informal–, es que al ostentar un valor mayor al del dólar, la cantidad de billetes que se obtienen fruto de la transacción necesita de menor espacio –algo central por razones de seguridad– para ser trasladado. Por ejemplo, los 1.000 billetes de $ 100 que habría que trasladar para cambiar $ 100.000 en el mercado informal se transforman en 28 billetes de 500 euros, contra los 169 billetes de 100 dólares.

“El euro es más negociado en las grandes operaciones que en las pequeñas, con excepción de los turistas que viajan a Europa y necesitan mayor cantidad de divisas de las que le ofrece el mercado oficial”, señaló un operador de una mesa de dinero que hace “bleu”.

Datos a favor del euro
Vale tanto para el oficial como para el paralelo. El euro, que para muchos tiene todas las de perder, podría transitar sin contratiempos la crisis de Grecia, España & Co. En esto, la gente de la banca suiza UBS parece poner las manos. Un informe de la firma señala que la moneda tendría un piso en 1,25 por dólar (ayer cerró en 1,26) debido, en primer lugar, a que la Reserva Federal ha dispuesto un gran despliegue de emisión monetaria, algo que le pone debilidad al dólar, mientras que el Banco Central Europeo se ha cuidado de hacerlo. En segundo lugar, hacen foco en que los números de las cuentas públicas de la zona euro –tomada como conjunto– resultan llevaderos, no así tomando cada país por separado donde hay fuertes diferencias entre Alemania o Francia y Grecia. Otro punto a destacar (por UBS) es que los petrodólares que ha acumulado –por ciento de miles de millones– por los bancos centrales y por los fondos soberanos de los países nórdicos como Noruega y Suecia, además de Nueva Zelanda, Australia, Canadá y algunos de Medio Oriente, también han sufrido la diversificación.

Fuente | cronista.com
  Tapa Impresa
 
 
 




 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina