Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook
LANZAMIENTO

Libro "Historia de Santiago del Estero - Muy Noble Ciudad (S. XVI a XVIII)"

Libro Historia de Santiago del  Estero  Muy Noble Ciudad S XVI a XVIII
Publicado el 23/12/2012 - En este nuevo libro analizo, en primer término, los aborígenes precolombinos que habitaban nuestra tierra, el imperio inca, su influencia sobre Santiago y la lengua que nos legaran (el quichua).
Quise también rescatar la Civilización Chaco Santiagueña, descubierta por los hermanos Wagner, quienes a mi criterio han sido injustamente olvidados. Su obra, sus descubrimientos y su Museo de la calle Avellaneda -hoy lamentablemente cerrado- han sido extraordinarios.
Efectúo varios aportes que entiendo son inéditos. Uno de ellos está referido a la lengua tonocoté, que la mayoría la da por perdida por el peso del quichua, por la separación y distribución de los aborígenes en encomiendas, y finalmente por el castellano. Encontré un diccionario de 1732 del padre jesuita Machoni, titulado “Arte y vocabulario de la lengua lule y tonocoté”, que puede servir para recrearla.
Otro tema está referido a la ubicación de la ciudad del Barco III, fundada en 1552 por Juan Núñez de Prado. La mayoría de los autores la daba sobre la margen derecha del río Dulce (Oeste), pero encontré cartografía europea del siglo XVII –incluyo siete mapas- que demuestran que la ciudad fue fundada al Este del río Dulce. Pero explico mi versión, en el sentido que en esa época, el río corría más al Oeste, ya que se apoyaba en las Lomas Coloradas, hoy en camino al aeropuerto.
Agrego un interesante mapa de unos 400 años que demuestra cómo en ese entonces los ríos Dulce y Salado se unían y terminaban juntos en el Paraná. Y que existía una gran laguna Salada, que estimo que al secarse dio lugar a las Salinas Grandes.
En el Archivo de Charcas (luego denominada Chuquisaca, hoy Sucre, Bolivia) conseguí un expediente inédito de un conflicto suscitado en 1590 entre el gobernador Ramírez de Velasco con los integrantes del Cabildo, a quienes terminó encepándolos. Éstos apelaron sus resoluciones, y la Real Audiencia les dio la razón.
Destaco que la historia de la Nación tiene su origen en Santiago del Estero, no en Buenos Aires, como erróneamente se escribe. Cuando Juan de Garay fundó por segunda vez esa ciudad, en 1580, Santiago del Estero tenía 27 años de edad, había fundado ya todas las ciudades del Noroeste e incluso tenía su Catedral.
Otro tema inédito es que en el año 1593, cuando era gobernador Hernando de Zárate, la ciudad de Santiago del Estero fue la capital de las gobernaciones del Tucumán, del Paraguay y del Río de la Plata. En el Archivo Histórico de Asunción (del Paraguay) encontré documentos fechados en Santiago del Estero, de 1593, que acreditan que desde nuestra “Madre de Ciudades” el entonces gobernador Hernando de Zárate designó funcionarios para Asunción (Paraguay). Y también desde Santiago designaba funcionarios parea Buenos Aires.
Acredito asimismo todas las veces que soldados santiagueños debieron acudir prestamente en defensa de Buenos Aires, desde 1625 y mucho antes de las invasiones inglesas (de 1806), para defenderla de los corsarios ingleses, portugueses y holandeses. Y que en una de esas asistencias, fueron los soldados santiagueños, y sus acompañantes negros e indios, los que construyeron el fuerte de Buenos Aires.
Como no podía ser de otra manera, analizo la cuestión del fundador: Núñez de Prado o Aguirre, con las biografías de ambos conquistadores. Agrego una foto de la casa de Francisco de Aguirre, que me facilitara el Municipio de Talavera de la Reina, España.
Santiago del Estero aportó su sangre y sus mejores hombres para que partiesen a fundar todas las ciudades del Noroeste Argentino y Córdoba. Santiago del Estero fue también “Madre de Iglesias”, ya que tuvo la primera Catedral y primer obispado de la Argentina (1580).
Desde Santiago partieron los fundadores de todas las iglesias y conventos del Noroeste. Las órdenes religiosas, conventos, curatos y templos del interior. Las primeras obra hídrica (acequia real) y vial (camino real) del país. El obispo Victoria y las exportaciones desde Santiago al Brasil. Se analizan la introducción de los esclavos negros. La creación de la primera escuela y el primer Seminario. Las crecidas del río Dulce y el corrimiento de la ciudad de Santiago hacia el Oeste (hacia la acequia real/Belgrano).
La época de gloria de Santiago (siglos XVI y XVII), la capital del Tucumán. Santiago del Estero defendió a sus hijas de los ataques de los indios.
Los jesuitas y las reducciones indígenas. La decadencia (siglo XVIII).
Todo con más de 400 fotografías, algunas en color, y mapas.
  Tapa Impresa
 
 
 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina