Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook
PROBLEMA

El 45% de las víctimas de abusos sexuales son varones menores de edad

La mayoría de los victimarios denunciados también son chicos que no llegaron a los 16 años y son inimputables. Abusadores en el seno familiar.
El 45 de las victimas de abusos sexuales son varones menores de edad
Publicado el 06/03/2013 - Luego de que se difundiera el caso de un chico que habría sido abusado por tres menores de edad y un mayor, que EL LIBERAL publicó en exclusiva el día lunes, trascendieron estadísticas sobre el grave avance de los abusos en contra de menores de edad varones.
De acuerdo con las causas judiciales ingresadas y las denuncias realizadas por las víctimas el 45% de las personas abusadas sexualmente son menores de edad, varones que sufren vejaciones, a veces de chicos de su misma edad o unos años más grandes y otras de personas que están en su círculo de confianza, ya sean vecinos, parientes o amigos de la familia del menor abusado.
De acuerdo con los datos que pudo recabar este medio, las denuncias por abuso sexual en contra de menores de edad varones han aumentado notablemente en estos últimos años llegando a representar la mitad de las exposiciones policiales.
Según informaron las fuentes el dato más inquietante tiene que ver con los presuntos autores de las violaciones.
En el 50% de las denuncias presentadas por casos de menores varones, los acusados de las vejaciones son también niños menores de edad.
La mayoría de las veces son niños que pertenecen al mismo grupo de amigos del niño que fue abusado (ver nota aparte), otras veces son nuevos amigos incorporados al grupo o hermanos mayores de algún amigo. Los menores siempre suelen ser compañeros de colegio o alguna otra persona con la que tienen contacto permanente y cercano.
Los victimarios, en este caso, representan un grave problema para la Justicia y la fuerza policial, porque la mayoría de las veces se trata de chicos que son inimputables por lo que no pueden ser procesados por la Justicia.
La mayoría de las veces esos niños viven en hogares cercanos a los de las víctimas y comparten el mismo grupo de amigos, lo que genera una doble estigmatización de los menores que fueron abusados.
Habitualmente, la Justicia suele aplicar sobre los menores que fueron acusados de abuso, medidas tutelares que incluyen tratamientos psicológicos y medidas restrictivas para acercarse a sus presuntas víctimas. No obstante, tarde o temprano terminan por volver a su lugar de residencia, cerca de su víctima.
No obstante, según deslizaron las fuentes no se han registrado casos de nuevos abusos en contra de las víctimas.
Las estadísticas también indican que el 45% de los victimarios denunciados por los casos de menores de edad varones son parientes, vecinos o amigos de la familia con acceso al domicilio o la custodia de las víctimas.
Este caso también implica un problema para la Justicia, la mayoría de los menores de edad suelen tener mucho temor de sus abusadores, justamente por el nivel de acceso a su vivienda y a la confianza de su familia.
No obstante, una vez roto el círculo de temor los menores suelen despacharse en contra de sus abusadores. El método de Cámara Gesell es uno de los que mayor confianza inspira en los menores y donde mayor información suelen dar a la Justicia.
Tal como ocurrió en el caso publicado el lunes por EL LIBERAL, donde se dieron los dos extremos de las estadísticas, un menor denunció haber sido violado por un hombre de 48 años domiciliado en barrio Kennedy y por tres menores de edad, compañeros de una institución educativa.
La Justicia dispuso el procesamiento del mayor de edad, mientras que se continuará con la investigación sobre lo ocurrido con los menores de edad que habrían violado al niño, que al momento de la vejación tenía 8 años.
  Tapa Impresa
 
 

www.losolivos.com.ar

 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina