Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook
POR RAFAEL LEDESMA

¿Por qué una megacausa ambiental?

Por que una megacausa ambiental
Publicado el 07/03/2013 - Fundamentalmente porque la causa se ha ganado en complejidad, al sumarse a los investigados por la contaminación, varios municipios tucumanos y la empresa distribuidora del servicio de agua y cloacas de esa provincia. En esta nueva ampliación de la investigación, con los industriales sometidos a la Justicia y con la firme decisión de llegar al fondo del problema para lograr su solución, el tema “contaminación” tiene hoy en día una diversidad de aristas que merece un análisis para comprenderlo mejor.
Por un lado hay que destacar que la Justicia Federal santiagueña consiguió marcar un importante hito contra la contaminación del embalse Río Hondo, con la concreción de indagatorias a poderosos empresarios tucumanos de la industria azucarera, sindicados como los principales responsables de dañar el ecosistema, ya que para los expertos, los vuelcos de vinaza fueron la causa de las mortandades masivas de peces. La explicación es simple: la vinaza genera la proliferación de algas que consumen el oxígeno del agua tornando imposible la vida de la fauna en el embalse.
Es un hecho histórico que estos industriales hayan cruzado la frontera judicial, y escuchado los cargos que pesan sobre ellos por parte de la Justicia federal local. También es importante que por primera vez la sociedad santiagueña conozca los nombres y apellidos, y los rostros de quienes serían los autores de los desastres ambientales. Esto era impensable que ocurriera cuando en 1996 se radicó la primera denuncia en el Juzgado Federal de Santiago del Estero por el daño ecológico al embalse.
Por otro lado, están las cuestiones nuevas que van surgiendo en la causa. A medida que avanza la instrucción, se advirtió que hay otras actividades fabriles que contaminan. Por ello, ahora también están en la mira de la Justicia, los vuelcos de líquidos cloacales crudos al cauce de ríos y arroyos que alimentan el lago de Río Hondo. “Es un factor altamente contaminante”, alertó el fiscal federal Pedro Simón. Por eso se esperan más indagatorias.
Así se agregarán nuevos actores a esta causa que se va tornando más compleja por la cantidad de denuncias, imputados y por todos los condimentos que hacen a un proceso judicial de estas características: presentaciones de defensores como planteos de nulidades, las producciones de pruebas, descargos, toma de indagatorias.
Es entonces, en este escenario donde comienza a tomar forma una “megacausa ambiental” sustentada con la presentación que harán la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía de Estado, que solicitarán que se separen los casos que involucran a los ingenios ya que la instrucción puede avanzar independientemente de los otros sectores denunciados, de modo tal de agilizar el trabajo del Juzgado Federal.
Como antecedente, vale mencionar que el Juzgado Federal aplicó una medida similar, pero en Derechos Humanos, cuando en una causa también compleja como la investigación por delitos de lesa humanidad, conformó la Megacausa de Derechos Humanos, dividiendo en cuatro grupos los cientos de casos: el Uno para las desapariciones forzadas antes del golpe de Estado, el Dos para los secuestros y torturas antes del golpe; el Tres para las desapariciones forzadas en plena dictadura, y el Cuatro, para los secuestros y torturas en el período de gobierno de facto.
Ahora, los empresarios deberán mostrar sus cartas y la Justicia hará su trabajo, pero lo cierto es que a partir de estas indagatorias, se abre una posibilidad concreta para que por fin comiencen a tomar real conciencia del drama que están causando al no producir limpio.
  Tapa Impresa
 
 

www.losolivos.com.ar

 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina