Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook

En Santiago se condenó a 10 represores

Publicado el 24/03/2013 - En una histórica sentencia por el juicio de la Megacausa, el año pasado se condenó en Santiago del Estero a la pena de prisión perpetua a Musa Azar Curi, Miguel Tomás Garbi, Juan Bustamante, Francisco Laitán y Ramiro López Veloso, exmiembros de la “Side” local, por 44 casos calificados como crímenes de lesa humanidad en el marco del terrorismo de Estado.
El tribunal -integrado por los jueces Graciela Nair Fernández Vecino, Juan Carlos Reynaga y José Fabián Asís- también condenó al exmilitar Jorge Alberto D’Amico (a 20 años de prisión), Carlos Héctor Capella (8 años), Eduardo Bautista Baudano (6 años), José Gregorio Brao (6 años) y Rodolfo Doroteo Salvatierra (5 años).
En el proceso se investigaron los delitos de asociación ilícita, privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravados, violación y abuso deshonesto antes y durante el último gobierno militar. Los magistrados además dispusieron que los condenados fueran trasladados a unidades carcelarias del Servicio Penitenciario Federal.
El juicio oral comenzó el 8 de mayo último y se ventilaron 44 casos, entre ellos 18 desapariciones forzadas de personas, ocurridas entre los años 1974 y 1979, hechos que fueron cometidos en gobiernos democráticos y durante el gobierno de facto. Durante las audiencias de debate prestaron su declaración testimonial cerca de 300 personas.
Respecto del juicio por el secuestro, torturas y asesinato con alevosía en perjuicio de Cecilio Kamenetzky también llegó a su fin con la dura condena a prisión perpetua que recibieron los ex policías Musa Azar Curi, Miguel Tomás Garbi y Ramiro López Veloso, para quienes se dispuso que debían purgar la pena en un establecimiento carcelario federal, sin ningún tipo de prerrogativa, lo que hasta ahora no se cumplió en el caso de Azar Curi.
“Después de 34 años mi hermano recibió justicia”, expresó en su momento Adela Kamenetzky, hermana del estudiante de Abogacía asesinado en 1976 durante la dictadura.
El tribunal halló penalmente responsables a los acusados de los siguientes delitos: violación de domicilio; privación ilegítima de la libertad agravada (secuestro) y tormentos agravados; y homicidio agravado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas y con la finalidad de procurar impunidad, todo ello en concurso real. Además, caratuló estos delitos de lesa humanidad, por lo que dictaminó la prisión perpetua, e inhabilitación absoluta y perpetua, y accesorias legales mientras dure la condena para los represores.
Cecilio Kamenetzky tenía 18 años y estudiaba Abogacía cuando fue secuestrado desde su domicilio el 9 de agosto de 1976, en un operativo conducido por Tomás Garbi. Durante tres meses estuvo cautivo –un mes en forma “ilegal”- tiempo en el que fue llevado varias veces a la “Side santiagueña” para ser torturado “salvajemente”. En la madrugada del 13 de noviembre, Cecilio fue asesinado por la espalda por el ex policía Ramiro López Veloso, según señaló la Fiscalía.
El juicio por Kamenetzky resulta un paradigma para la Justicia local, ya que fue el primero de lesa humanidad que se celebró en la provincia y porque permitió reconstruir una parte de la memoria que también fue “secuestrada” por el terrorismo de Estado que en Santiago del Estero condujo con puño de hierro Musa Azar Curi desde el DIP. l
  Tapa Impresa
 
 
 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina