Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook
METÁN

Declaró un jujeño, testigo clave del caso de la muerte de un preso

La Policía asegura que Claudio Valdivieso se suicidó colgándose de una cuerda hecha con la tela del colchón. La familia del occiso dice que el trabajador fue golpeado con salvajismo y mostró imágenes de su cuerpo.
Publicado el 12/04/2013 - El juez de Instrucción Formal 2 de Metán, Mario Dilascio, consideró como elementos clave para su investigación y para determinar cómo murió el tractorista de Rosario de la Frontera, Claudio Valdivieso (28), las declaraciones realizadas ayer por Pedro Miguel Camacho (29), un jujeño que se hallaba detenido por tráfico de drogas, en la celda de al lado donde fue encontrado sin vida el trabajador, cuyos parientes aseguran que fue asesinado por efectivos de la comisaría 31 de la Ciudad Termal.
Valdivieso fue llevado al calabozo el 20 de octubre pasado luego de que su mujer pidiera ayuda a la policía. ya que su esposo se encontraba ebrio y la agredía verbalmente. Esa misma noche, según los uniformados, fue hallado muerto, colgando del picaporte de una puerta, con una cuerda confeccionada con la tela del colchón.
Las autoridades de la dependencia sostienen que se suicidó, pero sus familiares, sin negar que murió por ahorcamiento, indican que lo estrangularon cuando estaba desfallecido, tras una golpiza brutal, para simular un suicidio.
Aseguran que antes de ingresar a la celda fue revisado por el médico de guardia del hospital Melchora Cornejo, quien certificó que se hallaba en perfecto estado, a no ser por su borrachera. Sin embargo, cuando le entregaron el cadáver, al día siguiente, “estaba molido a goles”, dijeron sus tías Elba Fernández y Cristina Milagro Valdivieso, quienes tomaron impresionantes fotografías y lograron terribles videos de su condición.
El jujeño Camacho, quien fuera sorprendido con un cargamento de marihuana en El Galpón tras volcar la camioneta en la que trasladaba la droga, ingresó a media mañana, fuertemente custodiado y alejado de la prensa, al despacho del juez de Instrucción Formal 2, Mario Dilascio, en los tribunales de Metán. Se mostró seguro y tranquilo al momento de prestar declaración, ante el juez, la abogada de la familia querellante, Patricia Soraire, y del secretario del fiscal de Causas Policiales y Penitenciarias, Dr. Brandán.
“Es un testigo que estaba detenido desde el miércoles anterior al hecho en la comisaría 31 de Rosario de la Frontera, a disposición del Juzgado Federal. Estaba en la celda contigua donde apareció muerto Valdivieso y nos contó con todo detalle desde el momento en que entró el detenido y sucedió este desgraciado hecho que se está investigando”, manifestó el juez Mario Dilascio.
Según el magistrado, Camacho dijo: “Escuché que esta persona pronunciaba epítetos irreproducibles en contra de su mujer a quien culpaba por su detención” y que “sintió ruidos fuertes como golpes de puño y patadas que daba sobre la puerta de chapa de su celda. Dijo que el carcelero siempre se mostró predispuesto a ayudarlo y que lo acompañó al baño entre seis y siete veces.
Camacho -continuó Dilascio- afirmó que los ruidos que provenían de la celda contigua fueron cesando de a poco hasta no sentir nada y que, minutos después que se hizo el silencio total, escuchó un fuerte grito del carcelero pidiendo ayuda al resto del personal y acto seguido observó el cuerpo de Valdivieso que estaba en el piso con una especie de soga al cuello y que al cortársela esta se expandió y vio que eran pedazos de una funda de colchón”, expresó el juez.

Croquis
Todos los detalles que aportó Camacho fueron dibujados en un croquis que hizo sobre un papel para explicar al juez cómo estaban dispuestas las celdas y cómo era por ejemplo el interior de su propia celda. “En el croquis quedó en claro el lugar donde estaban ubicados Camacho y Valdivieso. La celda del jujeño, por ejemplo, tenía barrotes en la puerta. Todo se constatará en la inspección ocular que realizaremos más adelante, pero en el expediente figuran las fotos que fueron tomadas por la División de Criminalística el día del hecho”.
  Tapa Impresa
 
 
 
 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina