Ampliar Reducir Imprimir Recomendar Compartir en Twitter Compartir en Facebook
AHÍ VEREMOS, ALBERDI

Envían a 10 cazadores tras el león africano

El animal mata terneros en los corrales, pero no representaría un peligro para los niños. Ahora devoró ñandúes.
Envian a 10 cazadores tras el leon africano
Publicado el 07/07/2013 - QUIMILÍ, Mariano Moreno (C) Una decena de cazadores fueron contratados por un ganadero, a fin de ponerle fin a la faena de un león africano que huyó de un circo en Alberdi.
El animal se habría escapado días atrás, en la zona de Ahí Veremos, distante 150 kilómetros de Quimilí, explicaron fuentes ligadas a los pobladores.
Ahondaron que el león alcanzó la libertad, tras muchos años de formar parte de un selecto número circense.
Tal vez debido a que estaba solo y con hambre, a los pocos días irrumpió en un corral y devoró un ternero.
Días después, hizo lo propio con otro y otro más.
Sus incursiones alteraron a los dueños de los animales, quienes pidieron ayuda, al ver reducirse la cantidad de terneros.

Armados

Ahora, se supo que un hombre de apellido Pereyra acaba de contratar a diez cazadores, procedentes de Quimilí y Sacháyoj.
Armados con escopetas, éstos habrían buscado -toda esta semana- al animal, pero hasta el cierre de esta edición, los esfuerzos eran vanos.
Quizá el ruido de los cazadores espantó o forzó al león a mudarse, ya que ayer se lo habría divisado a 30 kilómetros del último lugar en que hizo de las suyas.
En todos los casos, al amanecer, las vísceras de los terneros delatan que por allí pasó el león africano, destacó un poblador.
En ell monte donde reapareció abundan los animales salvajes, también ñandúes, destacó una fuente de la zona.
Por ende, se presume que el león africano no abandonará la geografía, entusiasmado por la sobreabundancia de “comida”.
Mientras tanto, algunos vecinos habrían acudido en busca de ayuda, pero los reclamos aún no se tradujeron en una denuncia policial formal.
  Tapa Impresa
 
 

www.losolivos.com.ar

 
 
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina