Buen día Santiago
Por Padre José Ceschi
Despreciados

¡Buen día! ¿Usted nunca pensó cuántos son los despreciados de la sociedad? No se los tiene en cuenta, ni para contarlos, ni para inspirar compasión, ni siquiera para odiarlos.
En su impactante libro “Oración desnuda”, el padre Juan Arias, tras escuchar a muchos de ellos, pone en su boca esta plegaria que bien merece una lectura:
“Hoy venimos a ti, Señor, los despreciados. Venimos, a ti el inocente, porque pensamos que, si tu existes, sólo tú eres capaz de no despreciarnos, y hasta de perdonarnos.
No ocultamos ni excusamos el pecado que pudo dar origen a nuestra vergüenza. Pero quizá tú, que no sólo perdonas sino que excusas, serás capaz, para no humillarnos más, de repetir, como al endemoniado, que nuestra vergüenza sirve para manifestar en nosotros tu gloria salvándonos.
Tú viniste a buscar lo que estaba perdido. Pero ¿quiénes más perdidos que nosotros que no inspiramos ni siquiera compasión?
A veces un rayo de esperanza nos hace intuir que quizás llegues incluso a amarnos, a encontrar en el fondo de nuestra vergüenza algún rastro de tu rostro aún no manchado.
Perdónanos, Señor, si a veces sentimos la tentación de pensar que tu no existes. No es fácil creer en ti, a quien no vemos, cuando todos los rostros humanos se vuelven asqueados para no mirarnos.
Perdónanos también si, a veces, encontrando a alguien que, por excepción no nos desprecia y hasta nos echa una mano fraterna, nos sentimos tentados a confundirlo contigo, y casi lo adoramos como a nuestro Dios.
Perdona nuestra idolatría. Pero ¿será verdadera idolatría? Un hombre que llega a amar lo que todos desprecian ¿no eres tú mismo presente y vivo entre nosotros?
Cristo, ten piedad por lo menos tú, de nosotros los despreciados”.
Impactante la oración, pero no debe quedar allí. Habrá que mirar un poco más alrededor para ver quiénes son los que podrían rezarla en parecidos términos.
Y, sobre todo, para que reciban de nosotros un gesto de bondad.

¡Hasta mañana!

  Tapa Impresa
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina