Buen día Santiago
Por Padre José Ceschi
Manos

¡Buen día!  Muéstrame tus manos, y te diré quién eres, podríamos decir parafraseando el antiguo dicho. De alguna manera, como el rostro, las manos son el reflejo del alma. Ella, en efecto, se asoma a nuestras manos mucho más de lo que a veces suponemos.
En su librito “Los signos sagrados” el gran escritor cristiano Romano Guardini tiene todo un capítulo dedicado a las manos. Aquí va una muestra:
“Después del rostro, la mano es la parte más espiritual del cuerpo. Ciertamente firme y fuerte, instrumento de trabajo, arma de ataque y defensa, la mano es sin embargo también algo finamente hecho, articulada, movible y delicadamente atravesada por sensibles nervios. Órgano adecuado en el cual el hombre puede revelar su propia alma y recibir al alma ajena, pues lo hace con la mano. ¿O no es un recibir al alma ajena, cuando uno estrecha la mano extendida de aquel que le sale al encuentro con todo lo que en ella expresa confianza, alegría, consentimiento, pena?
Es posible entonces que la mano tenga también su lenguaje allí donde el alma muy particularmente habla o escucha: ante Dios; donde ella quiere darse así misma y recibir a Dios: en la oración. Cuando alguien se recoge en sí mismo, está solo en su interior con Dios. Entonces una mano se junta firmemente con la otra, los dedos se entrecruzan, como si el torrente interior que quisiera derramarse debiera ser conducido de una mano a la otra y refluir en nuestro interior, para que todo permanezca dentro, en Dios. Esto es un recogerse en sí mismo, un guardar un tesoro oculto. El gesto dice: “Dios es mío y yo soy suyo, y nosotros estamos uno con otro solos en el interior”. De la misma manera actúa la mano cuando alguna necesidad grande, una aflicción intensa amenazan con sobrevenir. Nuevamente se enlazan las manos. Aquí el alma lucha consigo misma hasta que ella se domina y tranquiliza”...
Estos pequeños brochazos pueden ser un punto de partida para una reflexión mayor. Es bueno ir descubriendo cómo, a través de las manos, el alma puede expresarse sin hablar.

¡Hasta mañana!

  Tapa Impresa
 
 

Miembro de:
© EL LIBERAL S.A.
Director Editorial: Lic. Gustavo Eduardo Ick
Santiago del Estero / República Argentina