Se abrió la tierra y dejó profunda grieta de decenas de km

“Sentimos una explosión y mi hijita quedó enterrada en la grieta que apareció de la nada”, dijo Margarita Ibarra, pobladora de Otumpa, donde se inició el fenómeno que se extendió hasta cerca de Campo Gallo. Expertos señalan que sería una falla geológica similar a la ocurrida en Rapelli en 2011.
La pequeña comunidad de Otumpa, en el departamento Moreno, no sale de su asombro. Una profunda grieta aparecida en el suelo en medio de una torrencial tormenta genera temor y curiosidad en los pobladores, quienes no encuentran explicación a lo sucedido y ya empezaron a tejer todo tipo de suposiciones.
Nadie sabe con certeza cuál es su extensión, dónde nace ni dónde termina. Lo cierto es que, como una herida en la superficie terrestre, la grieta atraviesa el pueblo de Otumpa, a unos 40 kilómetros de Quimilí, y dejó al borde del derrumbe la vivienda donde vivían una mujer y sus hijos, quienes debieron refugiarse en una construcción provisoria con plásticos.
El hecho se produjo la madrugada del 25 de diciembre, en medio de una lluvia torrencial que registró en la zona la caída de 260 milímetros de agua y que inundó parte del pueblo.
“Eran como las dos de la madrugada cuando iba a salir al patio para meter en la casa una caja que se estaba mojando. En ese momento vi una luz celeste que se movía y se escuchó un reventón muy fuerte justo cuando se empezó a abrir el suelo”, relató Margarita Ibarra (53), viuda y que vivía con sus dos hijos en el rancho que fue atravesado por la grieta.
‘Veíamos cómo las patas de la cama se hundían’, dijo todavía conmovida.
Otros vecinos del lugar también escucharon lo que parecía ser una explosión, pero le restaron importancia, hasta que se dieron con la enorme fisura en el suelo que en algunos tramos llega al metro y medio de ancho y al menos tres metros de profundidad.
Ayer, al trascender la noticia, personal del Departamento de Seguridad Ciudadana Nº 12 de Quimilí concurrió al lugar para tomar nota de lo sucedido, aunque no surgió ningún informe oficial del incidente.
Ya pasados algunos días, los vecinos lo toman con más tranquilidad, aunque no dejan de confesar su asombro por lo sucedido.
Algunos se animaron a seguir la grieta, pero no encontraron su fin.
Otro lugareños aseguran que tendría al metros tres kilómetros de extensión, aunque otros sostienen que continúa por más de 120 kilómetros de distancia, en los alrededores de Campo Gallo, en el departamento Alberdi.
“Nadie sabe bien hasta dónde llega, pero llama la atención porque nunca había pasado algo parecido”, dijo uno de los vecinos.

Antecedente

En noviembre del año 2011 ocurrió algo similar en la localidad de Rapelli, departamento Pellegrini, también tras una lluvia de importantes proporciones, y afectó varias construcciones ya que se produjo el asentamiento de paredes y cimientos.
En aquella oportunidad, se trató de una falla geológica que abrió la tierra por unos 10 kilómetros, desde el pueblo 7 de Abril, ya en provincia de Tucumán.