Policiales PRIMERO EN EL LIBERAL

Detenido declaró que Lorena Mazzeo murió por un juego sexual

"Fue un accidente. El juego consistía en que ella se enrollaba la manguera de la ducha portátil en el cuello y tener sexo mientras corría el agua", dijo el acusado.

17/02/2017 -

El hombre detenido en enero por su posible relación con la muerte el pasado octubre de la joven santiagueña Lorena Mazzeo, declaró este jueves "a petición propia" ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de la localidad española de Puerto del Rosario, en las Islas Canarias.

"Fue un accidente. El juego consistía en que ella se enrollaba la manguera de la ducha en el cuello, y tener sexo mientras corría el agua". Así se expresó Félix Daza Cabeza, el militar y presunto asesino de la joven santiagueña de 34 años, ante la jueza titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Puerto del Rosario, Ana Moreno Valenciano, para justificar su participación en los hechos que acabaron con la vida de la mujer. Félix se encuentra en la prisión de Tahiche acusado de un delito de homicidio tras su detención el pasado 10 de enero.

Los hechos se remontan a finales del pasado mes de octubre cuando apareció muerta en su domicilio Lorena Mazzeo. Su cuerpo fue localizado por los bomberos en el interior de la bañera, con el cordón de la ducha en el cuello y sin signos exteriores de violencia.


Te puede interesar: "Acusan a médico de abusar de paciente en posta sanitaria "


Tras el descifrado de las llamadas y mensajes de los móviles de Lorena, los agentes pudieron determinar que la última persona que estuvo con Lorena antes de su muerte fue el militar. Tras tenerlo controlado durante un tiempo y descubrir nuevas pistas, casi dos meses después de la fecha del homicidio fue detenido.

En su intervención, el militar señaló que no fue a la Policía por miedo. "Cuando observé que ella no respiraba, me dio miedo, me asusté y me angustié. Ella se resbaló y se dio un golpe contra la esquina de la bañera". Además, indicó, que "me llevé la ropa interior de la cama por el ADN, tenía mucho miedo".


 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar