Opinión Por Bernardo Stamateas - Especial para EL LIBERAL

Cómo implementar el cambio en nuestra vida

28/04/2017 -

L a mayoría de los seres humanos tenemos metas en la vida. Pero la meta más grande que alguien puede tener es "cambiarse a sí mismo". Una tarea que puede no resultar nada fácil. En primer lugar, uno tiene que aceptar que hay cosas que necesita cambiar. Y en segundo lugar, adquirir sabiduría para saber cuál es la mejor manera de implementar los cambios y mantenerlos en el tiempo. La motivación es un requisito fundamental para el cambio. Gran parte de los resultados que consigamos en la vida están ligados a esta cualidad. ¿Sos de motivarte a vos mismo? ¿O buscás que alguien te motive? Sea como sea, debés saber que la motivación está dentro de vos. Nace en tu interior y te pertenece. Nadie puede robártela (pase lo que pase afuera). Por eso, para arrancar algo no deberías esperar nada de nadie, sino soltar aquello que está en vos. Tal actitud te libera de depender de los demás. Ahora, si los objetivos a alcanzar son claros, la motivación crece hasta convertirse en una fuerza poderosa e imparable, que nos empuje a accionar. Ya sea que se trate de objetivos a corto plazo (como realizar una actividad física de manera sostenida), o de objetivos a mediano y largo plazo (como estudiar una carrera), saber qué queremos lograr nos ayuda a soltar y mantener la motivación. Y si como mucha gente, en todo lo que hacés, vos pretendés tener resultados extraordinarios, no esperes que las cosas sucedan. ¡Provocalas! Es decir, convertite en alguien proactivo, que se mueve sin importar lo que los demás hagan o dejen de hacer. Muchos viven esperando una gran oportunidad que les cambie la vida, pero tenemos que ir al encuentro de las oportunidades y generar todo lo que necesitamos para llegar a nuestros objetivos. Pero hablando de cambio y motivación, es necesario ser conscientes de que nada se modifica en nuestra vida, hasta que no se produce un cambio significativo en nuestra forma de pensar. Nunca serás verdaderamente libre, si tu mente no es liberada de heridas emocionales, carencias afectivas, creencias y pensamientos equivocados. Todo ese bagaje, que muchos cargan en su cabeza, sólo nos mantiene frustrados y nos conduce al fracaso. Nada cambia hasta que no cambia nuestra mente. ¿Sos consciente de tus pensamientos? ¿Sabías que aquello en lo que más pensamos es lo que se termina convirtiendo en realidad? Conocer lo que hay en nuestra mente, en nuestro ser interior, y reemplazarlo por algo mejor si es necesario, debería ser una tarea ineludible en el camino a lograr nuestros sueños. Repetir lo bueno hace que cobre fuerza. Repetir con frecuencia en la mente la imagen y los pensamientos positivos de un sueño a lograr hará que éste cobre fuerza y, más temprano que tarde, lo veamos realizado. Esto acompañado de claridad de objetivos y entusiasmo, como ya mencionamos, nos acercará cada vez más a él. Ser personas abiertas al cambio, entusiastas y apasionadas por la vida nos convierte en protagonistas de la película de nuestra vida, con el mejor de los finales. (Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a Bernardoresponde@ gmail.com). .

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar