Opinión Por Walter Schmidt - Especial para EL LIBERAL

Cambiemos no puede evitar la lógica de la pelea interna por el armado de las listas

01/06/2017 -

El oficialista frente Cambiemos no logra sortear la lógica política según la cual, el armado de las listas provoca roces internos serios, en este caso, entre el macrismo y el radicalismo. Las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba se han convertido en una usina de rumores y especulaciones en el oficialismo, que hacen variar el panorama electoral día a día. En lo que respecta a territorio bonaerense, fuentes del oficialismo pusieron en duda la candidatura a senador nacional del actual ministro de Educación, Esteban Bullrich. "Hoy Esteban no es candidato", lanzó un dirigente de Cambiemos, quien omitió brindar los motivos de la supuesta marginación del funcionario nacional de la campana electoral. "Estamos evaluando, a través de encuestas, si llevar dos mujeres como cabeza de lista de diputados y de senadores, más el aporte de la imagen de María Eugenia (Vidal), tiene mayor intención de voto", indicó otra fuente oficial. En ese esquema, el PRO estaría midiendo a Gladys González como primera candidata a senadora y Graciela Ocaña, encabezando la lista de diputados. De esa manera, Esteban Bulrrich sería postulante al Senado nacional, pero en segundo lugar. Pero al margen de la estrategia del PRO, los chisporroteos son con la UCR. No fue casual que -según fuentes de Cambiemos- la gobernadora María Eugenia Vidal se haya reunido en las últimas horas con el radical disidente Ricardo Alfonsin. Vidal le habría ofrecido a Alfonsin una candidatura a diputado nacional e incluso, como "Plan B" una embajada, ambos rechazados por el hijo del ex presidente. ¿El motivo? Algunos dirigentes se animan a elucubrar que para "Ricardito", el gobierno de Cambiemos -tanto en Nación como en la provincia- tiene fecha de vencimiento, antes del 2019. Lo cierto es que el radicalismo que responde a Daniel Salvador y Ernesto Sanz pretendía para la provincia de Buenos Aires contar con 3 de sus dirigentes en la lista de diputados nacional, además de Facundo Manes y unos 10 lugares para la Legislatura provincial. Sin embargo trascendió que el macrismo sólo les daría 2 lugares más Manes y solo 6 para las bancas provinciales. Eso provocó que -según fuentes del radicalismo- la UCR reclame para la semana que viene una reunión con la mano derecha de Vidal, Federico Salvai, para transparentar el ofrecimiento. El caso de la provincia de Córdoba no es menor. El radicalismo, de la mano del intendente de Córdoba Capital que quiere ser gobernador en 2019, Ramón Mestre, el partido quiere encabezar la lista con su hermano, Diego Mestre. Empero, el macrismo tiene decidido que la lista sea encabezada por Héctor Baldassi. Pero el problema surge porque los lugares 2 y 4 estarán ocupados por candidatas mujeres, en el tercero ira Gabriel Friza del PRO y sólo quedaría un puesto para Diego Mestre a partir del quinto lugar, con el riesgo de que no consiga ser electo diputado. En tanto en Santa Fe, la marginación de Mario Barletta de las listas a legisladores nacionales que, según la UCR habría decidido el jefe de Gabinete, Marcos Peña, llevó el malestar a la Cámara de Diputados. Los diputados radicales no formularon pregunta alguna a Pena, quien brindó ayer su informe en la Cámara Baja, en solidaridad con Barletta. Más aún, en los próximos días quieren reunirse con José Corral, titular de la UCR nacional, para exigirle que endurezca las negociaciones de las listas con el PRO.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar