“Cuando hablamos de orientación vocacional estamos hablando de un proyecto de vida”

LIC. PAULA BARRERA NICHOLSON (Psicopedagoga)

02/07/2017 -

La elección es un punto donde se cristalizan todos los intereses y experiencias que el niño ha venido construyendo a lo largo de su vida, ya sea en un oficio o en una carrera. La vocación se construye, no es algo con lo que nacemos; tampoco es algo que de pronto nos ilumina y nos dice “esta es tu vocación”.

Por lo general, y así la educación lo plantea, esto se realiza cuando culmina el nivel secundario y los chicos, y los adultos, se empiezan a preguntar qué harán el próximo año.

Muchas veces los adultos ponemos en esa presión a los chicos y entonces algo sí o sí tienen que elegir. En el mejor de los casos hacen un proceso reflexivo de cuáles son sus intereses, qué cosas les gustan y cuáles no, y en función de eso hacen una búsqueda de información de la oferta educativa dentro de las posibilidades que ellos tienen, ya sea en Santiago o en otras provincias, en donde intentan encajar.

En otros casos eligen una carrera porque creen que les va a dar una salida laboral inmediata; también porque tiene o no Matemáticas o Historia, por ejemplo; o porque no se quieren separar del amigo, o para seguir la tradición familiar.


Acompañamiento

Los padres deben hablar con sus hijos siempre sobre la vocación, deben hacerlo de manera más firme y contundente cuando los chicos empiezan a plantear inquietudes. Si esto no surge hasta mitad de quinto año, le deberían preguntar qué piensa hacer y cuál es su proyecto de vida.

Como padres tenemos que ir acompañando y preparando para que ellos sepan que tienen un futuro y que lo tienen que construir, que sepan que nosotros estamos para acompañar ese futuro.

Muchas veces los padres quieran que sigan o no tal carrera, entonces la indecisión pasa por elegir el propio deseo o el deseo de los padres. Los padres tienen que acompañar a los hijos, sin invadirlos.


Un proceso

No hay un test, sino un proceso de orientación vocacional. Por lo tanto, hablamos de un tiempo en el que el orientado tiene que hacer un proceso de reflexión y nosotros como orientadores vamos acompañando ese proceso. Durante el proceso aplicamos algunas técnicas, como entrevistas, porque desde la oralidad vamos acompañando y reconstruyendo el proceso del sujeto desde sus habilidades, intereses, principios, virtudes y su moral.

Cuando uno elige una carrera de alguna manera está cristalizando y poniendo ahí todo lo que él es y quiere ser en el futuro. De hecho, cuando hablamos de orientación vocacional estamos hablando, en realidad, de un proyecto de vida en el que se va a incluir un proyecto vocacional, con lo cual es mucho más amplio de lo que es él.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar