Puntos de Vista LIC. MARCELO ARAMBUENA (Proyecto Padres)

“Hace falta que pensemos en nuevas estrategias legales”

09/07/2017 -

Las fiestas clandestinas representan una problemática cuyos efectos nocivos van en aumento y los jueces de Faltas no son suficientes para agilizar su tgratamiento.

En los operativos que hacemos demoramos muchas horas y con todos los peligros que hay a la noche, es necesario que haya otra departamental de Policía, además de la de Alcoholismo, que trabaje, y se necesita que participen otros fiscales para cubrir la demanda.

Se suma otra problemática: la complicidad de los padres y además de padres profesionales. Hemos ido a fincas, de abogados o médicos, que son personas que conocen las leyes y que dejan a los chicos solos en las casas, en la ruta, en estado de ebriedad.

Y cuando vamos con la Policía salen y nos dicen que no podemos entrar si no es con una orden del juez; cuando logramos entrar nos encontramos con hechos lamentables.

Porque si una persona que es profesional lo hace, ¡qué podemos esperar de una persona que no esté preparada y no conozca la ley! Además, vemos a padres que les llevan las bebidas a los chicos, que organizan la fiesta y que los llevan en camionetas.

Venimos pidiendo desde hace mucho que se aplique una medida especial a estas personas irresponsables que organizan este hecho, porque muchas veces es una persona que lucra y que está consciente de lo que hace y no le importa nada.

Aparecen nuevas situaciones donde se quiere aplicar una medida legal y el código está hecho hace más de 40 años y no cabe en la realidad que hoy vivimos. Por eso también pedimos que se haga una adecuación, como se ha hecho en alguna oportunidad.

Tenemos que ver la realidad y aplicar leyes, que no sean solamente multas, sino que tengan que ver también con una corrección a lo que hoy se vive. Si va en aumento quiere decir que las medidas no están dando los resultados que uno espera.

Y con ello va en aumento el riesgo de muerte de nuestros jóvenes. Estamos llegando a la total inconsciencia de los padres. Si el chico no tiene un padre que lo ayude y lo controle,e está huérfano o nos encontramos con padres que son cómplices de esta problemática. Hace falta que pensemos en nuevas estrategias legales que sean ejemplares para que esto se frene. Los chicos van muriendo y no podemos quedar en eso.

PREVENCIÓN

Desde Proyecto Padres no sóolo hacemos los controles en las fiestas clandestinas, sino que también trabade riesgo. Con estudiantes de tesis hemos tomado dos barrios en los que no se podía entrar y trabajando con los grupos hemos notado que hay niños que no van a la escuela, jóvenes que no han terminado la secundaria y que tienen un futuro incierto.

Desde ahí hemos empezado a trabajar en la educación y con la Policía de la zona para ver si baja el delito, por la problemática de la droga. Nuestra función es lograr que puedan ir a la escuela y logren mejorar su calidad de vida, por eso trabajamos con una psicóloga y también con el Banco de Alimentos, a través de un convenio que firmamos recientemente.

Si nosotros vemos que los resultados son positivos queremos llegar a las máximas autoridades para que sea un ejemplo y podamos hacerlo en todos los barrios. Si no hay educación no hay adolescentes que tenga un futuro, no encontrará las respuestas en las drogas y el alcohol.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar