Puntos de Vista ING. RAÚL OLA (Especialista en Informática)

“El acosador se enmascara como un niño y lo suele hacer a través de los clubes de fans”

16/07/2017 -

El engatusamiento del grooming consiste en establecer una relación de alguien mayor con un niño. El acosador se enmascara como si fuera alguien de la misma edad y lo hace muchas veces a través de los clubes de fans, es decir que por este lado se filtran. Muchas veces les piden los teléfonos y los chicos creen que es para un fin del fans club y lo publican. Ahí es donde empiezan a recolectar información y a meterse en estas redes.

Siempre está la empatía en tratar de ganarse al chico poniéndose en su lugar y utilizando el mismo vocabulario. Lo primero que piden estas personas es una imagen con poca ropa, después una foto con alguna pose determinada. Es decir, que empiezan a subir las pretensiones con la amenaza que si no le dan más fotos le van a publicar las que ya tienen.

Hay que resaltar que el grooming es un delito, ya está tipificado y no necesariamente tiene que haber contacto sexual como para actuar.

Si bien hay muchas herramientas informáticas y aplicaciones tecnológicas, éstas son para cuando ya está establecida la relación. Por ejemplo, es muy difícil que las aplicaciones detecten el lenguaje. Pero donde actúan las defensas es en el intercambio de las imágenes. Por ejemplo Instagram y Facebook automáticamente bloquean una imagen que tenga partes íntimas antes de subirla a la red. La mayoría de las aplicaciones que existen son antivirus que detectan justamente cuando se está haciendo uso de la computadora y en el móvil se está por subir a la red una foto con contenido sexual.

Este tipo de herramientas se llaman “control parent” (control parental) en las que uno también puede definir palabras claves, para detectar patrones determinados, que están relacionados al grooming.

 Cuidado

Creo que donde más énfasis se tiene que poner es en la prevención informática, en este caso los padres deben saber sobre el uso de la tecnología. Para evitar estas situaciones se recomienda que las computadoras no estén en el dormitorio, sino en un lugar que sea de recorrido y que esté visible dentro de la casa.

Es importante que los padres monitoreen lo que hacen los chicos y si ellos pasan tiempo encerrados con el celular y la computadora deben generar un clima de confianza para hablar de estos peligros.

Se pueden hacer controles sorpresa para ver las redes sociales, los chats de WhatsApp, que si bien se pueden borrar, pueden restablecerse con herramientas. También existen herramientas para prevenir que geolocalizan el teléfono de los chicos, si uno no lo tiene cerca puede saber dónde está.

Además, se puede saber qué aplicaciones tienen los hijos en el celular desde una computadora, porque generalmente cuando van a dar de alta una cuenta para el celular con sistema Android, Gmail pide una cuenta de respaldo y el padre debe poner la suya. Entonces, no hace falta que el padre tome el celular de su hijo, porque puede ver en la App Store cuáles son las aplicaciones que instaló.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar