Deportivo FIGURA MEDINA TAPÓ LO QUE ERA EL GOL DEL ASCENSO MENDOCINO Y FUE CLAVE EN LOS PENALES

La mano de Dios, versión aurinegra en Mendoza

"No sé si héroe, uno trata de hacer lo mejor posible", dijo el golero, que se mostró visiblemente emocionado al hablar con EL LIBERAL después del histórico ascenso a la B Nacional.

17/07/2017 -

Minuto 38 del complemento. Ambos equipos parecían conformarse con el 3-2 y se olía un "pacto" para ir a los penales. Pero Daniel Garro, que entró y revitalizó a Gimnasia, buscó romperlo por izquierda y metió un centro a la cabeza de Palacio Alvarenga. El testazo del temible artillero paraguayo era gol en todos lados. Y ascenso para los mendocinos. Pero apareció la mano de Dios versión aurinegra en un manotazo milagroso de Alejandro Medina, el arquero de Mitre que hizo gala de sus enormes reflejos.

La obra del golero se consumó en los penales. Porque contuvo el tercero, el de Riera, justo después de que fallara Piris. Y así como no le tembló la mano en aquel cabezazo de Alvarenga, tampoco le pesaron las piernas para hacerse cargo del quinto penal y convertir.

"No sé si héroe, qué se yo. Uno trata de hacer, dentro de sus posibilidades, lo que mejor le sale. Sentía que no estaba teniendo un buen partido, pero quizás esa última jugada fue clave para llegar a los penales. Después cerré los ojos y patee el penal y por suerte ellos erraron el último y nos quedamos con el ascenso", dijo el bonaerense en diálogo con EL LIBERAL. Sin titubear reconoció que no estaba teniendo un buen partido (floja respuesta en los primeros goles locales) y eso también es una muestra de valentía.

Medina no dudó en venir a principio de año a Mitre desde Buenos Aires. "Uno a veces toma decisiones y la verdad que hoy lo conseguido revalida lo que hice y me quedo muy contento. Le prometí a mi familia volver a Buenos Aires con un ascenso, a mis viejos (se le entrecorta la voz y se le humedecen los ojos... hace una pausa y sigue), mis hijos y mi mujer que me han apoyado siempre. Esto que conseguimos hoy se los dedico a ellos", dijo muy emocionado.

Y no se olvidó de las críticas que recibió el equipo: "Con aciertos y con errores vamos a aceptar todo. Estamos dispuestos a hacer historia y seguir haciéndola. Éste es un grupo de hombres que se ha repuesto de un pentagonal muy malo, que sabíamos que se nos tocó el corazón y se hablaron cosas muy malas que desprestigiaron nuestro trabajo. Hoy conseguimos ese ascenso que la gente esperaba".

Al recordar la jugada que pudo haber cambiado el destino de la final, dijo: "Alvarenga es un delantero que ya no va a estar en esta categoría, es un delantero que no perdona, pero me tocó sacarla, después ir a los penales y ganar esta final que fue durísima".

"Me tocó perder un ascenso con Aconquija hace doce meses contra San Martín de Tucumán, y ésta era mi revancha. Lo tomé de esa manera y me preparé para esto. No te imaginas la felicidad que tengo", dijo y se volvió a emocionar.

"Llegamos acá con un solo gol en contra en cinco partidos en esta fase de playoff y nos hicieron tres en el primer tiempo. Fue raro para nosotros, pero enfrentamos a un gran equipo que también hizo las cosas bien y la suerte estuvo de lado nuestro en los penales", agregó luego.

Por último, contó lo que se le pasó por la cabeza cuando Corvalán malogró el último penal: "Mi familia, Benjamín, Constanza, Ludmila, mi mujer, mis viejos que han dado todo porque yo hoy juegue al fútbol y mis compañeros, porque sin ellos hoy no podría haber conseguido esto". Y siguió: "Y la gente de Mitre que lo disfrute y nos espere allá con todo. Vamos a subirnos al arco y a festejar por todo Santiago. Sabemos que Mitre tiene muchos años de historia y quizás pocos logros deportivos. Nosotros hoy conseguimos escribir páginas doradas en este club".

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar