Opinión Por Bernardo Stamateas - Especial para EL LIBERAL

La intimidad

22/07/2017 -

La intimidad es una necesidad emocional muy importante que todos los seres humanos tienen, independientemente de su nacionalidad o nivel socioeconomico. Esta consiste justamente en poder revelarnos al otro tal como somos, sin temor a ser juzgados. Es decir, darnos a conocer y ser conocidos. Cuando logramos tener intimidad con alguien, logramos conectarnos emocionalmente con esa persona. Como suelo decir habitualmente, la soledad no es mala, como muchos creen. El problema es el aislamiento que tiene que ver con estar rodeado de otras personas y no lograr conectar con ellas a nivel emocional. Por diversos motivos, que podrian rastrearse hasta la infancia, a muchas personas les cuesta tener intimidad, lo cual implica darles la bienvenida a los demas a su propio territorio y entrar ellos en territorio ajeno. Estos son algunos de los diferentes tipos de intimidad: ¡E Intimidad de ideas: es compartir con otra persona lo que opinamos sobre un tema. Este es el nivel superficial basico. ¡E Intimidad de suenos: es compartir los proyectos que tenemos, algo que no solemos compartir con todo el mundo. La vida va en direccion de los suenos que tenemos y los suenos estan escondidos en aquello que nos apasiona. ¡E Intimidad de sentimientos: es compartir nuestras emociones y aqui recortamos un poco mas a quienes les compartimos lo que guardamos en nuestro interior. ¡E Intimidad de frustraciones: este es un nivel mas profundo porque es el de las heridas y los miedos que todos experimentamos. Esto no se comparte demasiado, precisamente porque el miedo a tener intimidad surge de no querer ser rechazado, incomprendido o minimizado. Quienes han sido lastimados y no pueden abrirse para tener intimidad se quedan en el primer nivel. Por lo general, estas personas desarrollan los habitos de aparentar y de discutir, para ocultar el miedo a la intimidad. No es sensato abrirse a todo el mundo, todo el tiempo. La intimidad es algo que necesitamos gestionar. Por eso, deberiamos tomarnos tiempo para conocer a la otra persona y hablar de nuestros sentimientos. Aprender a compartir nuestro mundo interior no significa darle al otro el control de nuestra vida. En la pareja tambien hay distintos niveles de intimidad: ¡E Tener cada uno su mundo y no invadir el ¡§terreno¡¨ del otro. ¡E Compartir poco. Hay un proyecto pero tambien hay individualidad. ¡E Compartir mucho. Tambien hay individualidad pero esta pareja es muy fuerte. ¡E Simbiosis: los dos estan mezclados. Es aconsejable que la pareja chequee en que nivel se encuentra parada para poder seguir creciendo juntos. Por ejemplo, si estan en un proyecto en comun o si estan pegoteados y han perdido las diferencias. En este ultimo caso, hay que estar alerta ya que esta situacion puede traer grandes problemas a la pareja. Tanto en la pareja, c0mo en otro tipo de relacion, podemos compartir y desear lo mismo pero ademas puede haber areas en las que cada uno funcione de manera separada, lo cual es sano. Todos los humanos tenemos diferencias y respetarlas es el ideal al que toda persona deberia aspirar. (Si tenes alguna inquietud, podes escribirme a Bernardoresponde@ gmail.com) ƒÜ

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar