La Banda TRABAJO

Concretan el anhelo de un grupo de jóvenes a través del programa "Emprendiendo Sueños"

Fabricarán bloques de cemento, a bajo costo para familias de escasos recursos y que también son utilizados para contribuir con un merendero infantil.

11/08/2017 -

El programa "Emprendiendo Sueños" sigue generando oportunidades a vecinos de La Banda que encontraron el acompañamiento del intendente Pablo Mirolo para llevar adelante proyectos que buscan no solamente hacer frente a la falta de empleo, sino también realizar trabajo social en beneficio de familias de escasos recursos.

En esta oportunidad, el jefe comunal entregó a un grupo de jóvenes del barrio Independencia las herramientas necesarias para la fabricación de bloques de cemento, los que son ofrecidos a bajo costo a las familias de escasos recursos y también son utilizados para contribuir con un merendero al que asisten decenas de chicos de este sector de la ciudad.

"Es una satisfacción seguir avanzando con el programa municipal Emprendiendo Sueños, con el que hemos podido cumplir seis proyectos. En este caso, los beneficiados son un grupo de jóvenes a quienes se les entregó palas y baldes de albañil, mezcladora de cemento, carretillas y también bloqueras con las cuales podrán intensificar la producción y llevar una solución a vecinos que no cuentan con un trabajo estable y con ello logramos darle dignidad a gente que tiene ganas de trabajar", dijo Mirolo.

"Somos doce jóvenes que trabajamos en el barrio Independencia, un lugar muy humilde. Allí colaboramos con el merendero ‘La Banda del Papa Francisco’, que funciona de lunes a viernes, donde también nos encargamos del cuidado de una huerta que sirve para sostener el servicio del merendero, que es importante para muchos chicos", explicó Iván Leandro Torres.

Al referirse al proyecto que se ejecutará a través del programa municipal, dijo que la idea surgió a partir de la inquietud de algunos jóvenes de solucionar problemas habitacionales de la gente que vive en el barrio. "En un principio buscamos conseguir los módulos habitacionales que ofrece la provincia, pero no tuvimos acceso por no contar con personería jurídica. Así surgió la idea de acudir a la municipalidad, donde realmente nos han sorprendido gratamente", agregó.

"Desde un principio nos abrieron las puertas, señaló Torres- y hoy recibimos estas herramientas para trabajar, porque hasta ahora lo hacíamos con elementos prestados. Queremos construir un salón para que los chicos del merendero puedan recibir sus alimentos sin importar el clima. También queremos ayudar a la gente con problemas habitacionales".

Dijo que los bloques se ofrecen a bajo precio para las familias de escasos recursos, con el objetivo de que todos puedan tener un techo digno. "El dinero que recibimos sirve para ir reponiendo los materiales y seguir adelante. Además, más chicos pueden aprender un oficio y ganarse la vida dignamente.

Actualmente, este grupo de jóvenes trabaja en un predio cedido por la familia Villanueva ubicado a la vera del camino que conduce al ex vivero del Inta, una cuadra antes de finalizar el pavimento.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar