Policiales VEREDICTO

El pediatra fue encontrado culpable del abuso de su hija y fue condenado a 17 años de prisión

El extenso proceso cerró un capítulo ayer cuando el tribunal, integrado por los Dres. Élida Suárez de Bravo, María Eugenia Carabajal y José Luis Guzmán, dictó su fallo.

12/08/2017 -

El tribunal encontró culpable al pediatra Julio Pérez del delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado continuado y corrupción de menores en concurso ideal" en perjuicio de su propia hija. Después de 3 años y 8 meses desde que se inició el proceso, los jueces lo condenaron a 17 años de prisión.

La causa se inició a finales de 2013, cuando la ex esposa del médico lo denunció por el abuso de la hija de ambos, que por entonces tenía 6 años. El pediatra fue detenido en marzo de 2014. Desde ese momento permanecía tras las rejas y la investigación penal preparatoria habría develado perturbadores detalles que fueron ventilados en el debate oral.

Las partes se dieron cita ayer nuevamente como estaba previsto en el Centro Judicial de La Banda. El acusado hizo uso de su derecho a la última palabra y reiteró que era inocente. Posteriormente, los miembros del tribunal pasaron a un cuarto intermedio para deliberar y definir la pena.

La expectativa fue creciendo hasta que recién pasado el mediodía se reanudó la audiencia. Familiares del acusado y de la víctima, estaban separados por apenas unos metros y la madre de la niña estuvo frente al imputado.

Bastó que el secretario leyera que los jueces consideraban que los hechos denunciados estaban acreditados y que le eran endilgados al acusado, para que Pérez demostrara los primeros gestos de resignación.

Cuando el funcionario judicial pronunció que se resolvía condenar al pediatra a 17 años de prisión, Pérez miró alrededor y al darse cuenta del desenlace, llevó su mano a su rostro y agachó su mirada. Detrás suyo, su familia hacía lo mismo, asumiendo el impacto.

El veredicto dejó conformes a la querella y a la Fiscalía, pero la defensa del médico anticipó que apelará el veredicto. La batalla legal podría continuar en los tribunales de alzada. En tanto, el pediatra continuará preso con una condena a sus espaldas.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar