El “Ferro” y las horas más felices de su historia

MOMENTO ÚNICO. Alfredo Ramírez ya metió el penal decisivo y los jugadores de Central Córdoba salen corriendo para abrazarlo. El ascenso tan soñado se hacía realidad.
DELIRIO. Tras el ascenso, los hinchas salieron a copar el centro de la capital. El festejo se extendió por casi 24 horas.
IMPACTANTE. El estadio Alfredo Terrera colmado, en el cierre de una caravana impactante que tuvo su epílogo a puro canto en el Oeste.
PROTAGONISTA. Alfredo Ramírez, uno de los héroes del ascenso. Su penal le dio al Ferroviario el ascenso a la Primera División.
PASIÓN. Los jugadores en el vestuario con sus familias y una caravana multitudinaria por las calles de diferentes ciudades de la provincia.
 
Compartí
galería