Hoy finaliza el mayor festival de comic del mundo con un homenaje a Quino

02/02/2014 - Con Mafalda y su creador, Quino, como homenajeados centrales, finalizará hoy la 41º edición del Festival Internacional de Historieta de Angoulême, la convención más importante de cómic e ilustración del mundo, que cuenta con la presencia de editores y autores argentinos y con el apoyo estatal de la Fundación Exportar para las rondas de negocios.
Además del homenaje a los 60 años de carrera de Quino, quien por problemas de salud no estará presente, y a los 50 años de Mafalda, la historieta argentina está presente en la selección oficial, dado que “Macanudo, tomo 4” de Liniers (editado por La Pastéque) podrá aspirar a la Fauve d`Or por el mejor álbum de 2013.
Hoy será el día central en la ciudad del sudoeste francés (a 400km de París) que transforma su calma habitual para albergar en sus calles, librerías y museos a miles de artistas, editores y fanáticos de la historieta que llegan de todo el mundo.
En este epicentro mundial del cómic, Mafalda y su creador cuentan con una gran exposición, montada en una reconstrucción del departamento de la famosa niña argentina, que incluye la recreación del aula y la almacén de Manolito junto a una completa muestra de tiras originales y material de colección que sirvió de inspiración para la emblemática historieta.
El espacio dedicado a Mafalda, que en Francia vendió casi dos millones de copias, ofrece actividades dedicadas a niños y adultos, donde el fuerte contenido político y social de la historieta, que convirtió al personaje de Quino en uno de los símbolos de la inconformidad de varias generaciones, se encuentra omnipresente.
“Nunca imaginé que Mafalda podría llegar a ser tan popular. No pensé que después de 40 años sin dibujar seguiría tan viva”, se lamentó Quino, de 81 años, en 2011 en un reportaje que hoy volvió a publicar el diario Le Parisien, que le dedica dos páginas al dibujante argentino homenajeado por el festival.
“Eso es triste, porque significa que todo lo que Mafalda decía que no funcionaba en el mundo sigue siendo actual. Que nada cambió y eso es terrible. Y si algo cambia es cada vez peor”, agregó.
En Angouléme, por primera vez Argentina está presente con un stand nacional, una incoativa de Fundación ExportAr, la Dirección General de Asuntos Culturales de la Cancillería argentina junto a la Embajada Argentina en Francia.
Luego de la experiencia del Festival Comicópolis en Argentina, la Fundación Exportar decidió participar por primera vez en Angoulême, con apoyo financiero y técnico en el stand de Rights and Licenses (Derechos y licencias).
“La participación en este evento es fundamental para la promoción de las industrias culturales de altísimo valor agregado y amplia generadora de empleo en nuestro país.”, destacó a Télam el encargado de Negocios de la Embajada en París, Edgardo Malaroda, quien acompaña en Angouléme a empresarios y editores argentinos durante el festival.
El festival francés opera como termómetro y referencia de la movida de la historieta internacional, no sólo en cuanto a novedades y artistas, sino también en venta, compra de derechos e intercambios comerciales.
“Es increíble estar aquí porque pensaba venir como turistas. Pero cuando nos enteramos de este espacio especial de Argentina organizamos una veintena de reuniones, pero ya en pocas horas surgieron nuevos contactos para hacer reuniones con editores de todo el mundo. Es un aprendizaje enorme y una oportunidad increíble”, aseguró a Télam Marcos Vergara de Loco Rabia.
En Francia, la Bande Dessinée (historieta) está vista como una expresión cultural de relevancia y ostenta una prolífica producción (más de 1.600 publicaciones en 2013), por eso, la nueva edición del festival se adueñó esta semana de la actualidad y de los espacios públicos.
El diario Libération prolongó hoy su tradición de no publicar fotografías e ilustrar la actualidad del día del inicio del festival con dibujos de los principales figuras que este fin de semana participan en Angoulême.
Entretanto, Vergara destacó el protagonismo de “la escuela argentina” en el festival francés y su orgullo al descubrir en su primera participación en Angouléme el respeto que generan los artistas argentinos.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar