Santiago REUNIÓN

Harán relevamiento territorial de pueblos originarios locales

Los trabajos comenzarán a fines de octubre en los espacios habitados por los Guaycurús, Sanavirones, Vilelas, Lules Vilelas y Tonocotés.

13/10/2011 -

Representantes de pueblos originarios santiagueños se reunieron ayer con el ministro de Salud local, Dr. Luis César Martínez para firmar un acuerdo para la realización de un relevamiento territorial de los cinco pueblos que habitan la provincia, que comenzaría a fines de octubre.

Antes del encuentro, los aborígenes participaron de las actividades organizadas por la Universidad Nacional de Santiago del Estero, entre ellas una mesa panel de reflexión, y una muestra artesanal y musical en el patio de la casa de estudios.

Una de las integrantes del pueblo tonocoté, Kaynin Tataypa Atojpa (que significa El espíritu del padre del linaje del zorro) explicó que “se consiguió realizar un relevamiento con personas elegidas por los mismos grupos y bajos sus propias cláusulas”.

El relevamiento territorial beneficiará a los Guaycurús, Sanavirones, Vilelas, Lules Vilelas y Tonocotés, y tendrá como objetivo “delimitar el lugar que ocupa cada pueblo originario, para que se respeten los espacios”.

“Pretendemos -dijo- que nos dejen en los mismos lugares donde hemos estado ancestralmente, donde estaban nuestros antepasados, queremos que nos dejen nuestras represas, que nos respeten nuestra biodiversidad y ecosistema”.

Recordó que desde hace años se viene “luchando contra los usurpadores que con documentos truchos fueron a invadir y destruir nuestro territorio”.

En tal sentido, ayer, junto al ministro Martínez, los referentes indígenas acordaron que la dependencia sanitaria actúe como organización administradora del relevamiento.

“Empecerían a fines de octubre”, confirmó Kaynin Tataypa Atojpa, al tiempo que explicó que el pueblo Tonocoté está formado actualmente por aproximadamente 6.500 habitantes, entre todas sus comunidades ubicadas en los departamentos Avellaneda, Figueroa y San Martín, y dos grupos urbanos que migraron a Buenos Aires.

El acuerdo se concretó en el Día del Respeto por la Diversidad Cultural que se conmemoró ayer, en reemplazo del antiguo Día de la Raza que cambió su denominación luego de una decisión de las autoridades nacionales.

Conmemoración

Representantes de pueblos originarios participaron ayer de las actividades programas en la Unse por el Día de la Diversidad Cultural.

El secretario de Extensión de la casa de estudios, Nelson Bravo puntualizó que “la idea fue generar un espacio de reflexión de esta fecha, en contraposición a la antigua denominación de Día de la Raza, a través de una mesa panel”.

Participaron de la propuesta la profesora Adriana Medina del ISSP Nº1, y los representantes del pueblo tonocoté Kamáchej Rosaura Acuña, Kamáchej Lidia Maldonado y Tinkina Solita Pereyra.

La iniciativa estuvo organizada por la Secretaría de Extensión Universitaria y el grupo Tramas.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar