×

Importantes personalidades en la presentación del libro "Treinta años de educación en democracia"

Con el auspicio de las fundaciones Cultural Santiago del Estero y Hamburgo, se dio a conocer la obra que evoca los 30 años de vida de la Academia Nacional de Educación.

- 04:30 Santiago

Con un importante acto que se desarrolló en la sede de la Academia Nacional de Educación se presentó en Buenos Aires el libro “Treinta años de educación en democracia”, obra editada especialmente para recordar el 30º aniversario de la mencionada institución.
A la ceremonia asistieron el arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina, Cardenal Mario Aurelio Poli; el presidente de la Academia Nacional de Educación, Dr. Pedro Luis Barcia; el presidente de las fundaciones Cultural Santiago del Estero y Hamburgo, Dr. Nestor Carlos Ick; autoridades educativas de los ministerios de Educación de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires; autoridades del Consejo Superior de Educación Católica, de Coordiep, y de otras entidades educativas, y destacados académicos además de invitados especiales
Tras la presentación de la publicación, editada con el auspicio de las fundaciones Cultural Santiago del Estero y Hamburgo, el Dr. Ick manifestó a las autoridades de la Academia el “alto honor de acompañarlos en este significativo acto en el que se celebra, casi coincidente con la recuperación de la democracia argentina, los primeros 30 años de vida institucional de la Academia, a lo cual se suma la incorporación de un nuevo miembro”.
“Fruto de esas tres primeras décadas de actividades se presenta un libro alusivo, cuya impresión no hemos dudado en financiar por la importancia que su contenido ofrece y la jerarquía intelectual de quienes aportan sus diversos escritos”, indicó.
Posteriormente, precisó que la Fundación Cultural Santiago del Estero está integrada por empresarios y sociedades “que desde 1990 asumimos un compromiso de colaborar en el progreso o crecimiento artístico, educativo y cultural de la sociedad argentina en que vivimos”.
Consideró que tanto para la Academia como para las fundaciones que preside “no bastan los apoyos ocasionales o de mero compromiso, sino que ello debe constituir un trabajo permanente que se prolongue en el tiempo”.
Seguidamente, el Dr. Ick señaló que “resulta bueno tener presente que cuando nació la Academia Nacional de Educación, el 22 de abril de 1984, su objetivo principal era constituirse en un ámbito pluralista para la tarea de promover la educación de los argentinos en todas sus manifestaciones y formas, con el más absoluto rigor, con la mayor objetividad y con un inquebrantable espíritu de compromiso, funcionando también como agente promotor de la creatividad y de la innovación en materia educativa”.
“Con el transcurrir de los años, esa motivación original se fue concretando mediante numerosas y variadas actividades, en el marco de una República sometida a políticas educativas cambiantes. En ese contexto de indefiniciones la Academia emerge como un auténtico faro en el que convergen las claridades conceptuales, aún con sus naturales disidencias, siempre condicionadas por el elemental respeto al pensamiento del otro”, ponderó.
Al mismo tiempo, afirmó que en la Academia “encontramos el prestigio y la legitimidad que le otorgan el conocimiento adquirido y difundido, originado en admirables trayectorias personales, pero a la cual la distingue además su preocupación manifiesta por el destino de las nuevas generaciones y por encarar los desafíos del futuro”.
“Destacadas personalidades nos recuerdan que sólo las naciones que apuestan a priorizar la Educación, aseguran la formación cultural y el crecimiento humano y económico de sus ciudadanos”, añadió.
Por tales antecedentes, fue que las fundaciones Cultural Santiago del Estero y Hamburgo “asumieron con gusto la decisión de colaborar en la impresión de la obra que se presenta. El gran capital de las naciones del porvenir no emanará de sus riquezas físicas o financieras o de su extensión territorial, sino de la calidad del conocimiento de sus habitantes”.
“De esa educación del ser humano, dependerá, sin duda alguna, una humanidad mejor”, concluyó el Dr. Ick. l

Más noticias de hoy