Policiales TRAGEDIA

Roberto Abate tenía una gran experiencia y hace pocos días ayudó a los inundados

Su inesperada partida provocó un hondo pesar en sus familiares, amigos y generó conmoción en el ámbito donde se desempeñaba, ya que tenía una imagen y conducta intachables.

11/03/2015 - El santiagueño César Roberto Abate, uno de los muertos en el choque de helicópteros ocurrido el lunes en La Rioja, era un piloto sumamente experimentado, ya que era poseedor de prácticamente todas las licencias de idoneidad aeronáutica e incluso se resaltó que, horas antes de la tragedia, había volado a la zona rural del sur de Santiago del Estero para llevar asistencia a los damnificados por las inundaciones.

Abate, de 58 años de edad, estaba casado con una riojana y tenía cuatro hijos. Estudió en el Colegio Nacional de Santiago del Estero y culminó sus estudios en el Colegio Militar de la Nación. Egresó del Cuerpo de Ingenieros, se especializó en piloto de helicópteros y se retiró con el rango de capitán en el Ejército.

Desde 1994 trabajaba en la Dirección Provincial de Aviación Civil de Santiago del Estero. Piloto experimentado, era poseedor de prácticamente todas las licencias de idoneidad aeronáutica, como Tlh (piloto de transporte de línea aérea), Pch (piloto comercial), además de instructor de helicópteros.

Además, estaba habilitado para operar aeronaves Hughes 500, Bell 206, Bell 427, Eurocopter AS350 b3, Eurocopter ec 145, según lo que figura en las licencias de Abate, lo que confirma que tenía mucha experiencia en vuelos.

Fuentes de la Dirección de Aviación Civil de Santiago del Estero comentaron que el piloto había estado trabajando la semana pasada en el traslado de personal y elementos para los damnificados que residen en el sudeste santiagueño.

Incluso, según diferentes imágenes que circulan por las redes sociales, se observó que Abate no solamente piloteó las naves, sino que también ayudó a cargar todos los elementos que se enviaron a sus comprovincianos afectados por las inundaciones.

El domingo por la mañana había hecho su último viaje local y por la tarde despegó hacia el oeste riojano, donde el lunes murió junto con otras 9 personas, al hacer colisión el helicóptero que piloteaba con una máquina similar.

La noticia provocó un hondo pesar en familiares, amigos y en el ámbito en donde trabajaba, ya que tenía una imagen intachable.l

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar