×

Rompió el silencio el dueño del crucero Costa Concordia

Se llama Micky Arison y es el titular de Carnival, la casa matriz de la embarcación que encalló; decidió dejar que la filial italiana maneje la crisis.

- 14:46 Mundo

¿Dónde está Micky Arison?

El presidente y dueño de parte de Carnival Corp. ha mantenido un bajo perfil desde que uno de los cruceros de la compañía se estrelló contra las rocas en la costa italiana, el viernes 13 de enero.

El naufragio del Costa Concordia representa el mayor desafío e que ha enfrentado el ejecutivo de 62 años, quien durante más de tres décadas ha convertido a Carnival en la mayor empresa de cruceros del mundo. Hoy en día, cuenta con una capitalización de mercado de US$18.000 millones e ingresos anuales de US$16.000 millones, más del doble que los de Royal Caribbean Cruises Ltd. , su competidor más cercano.

Las imágenes del accidente y las transcripciones de la caótica evacuación de más de 3.000 turistas dieron la vuelta al mundo, amenazando la imagen de una industria que ha gozado de una reputación de seguridad. Los operadores de cruceros, en medio de lo que tradicionalmente se considera la temporada alta, ya estaban bajo presión por los altos precios del combustible y el debilitamiento de la economía europea.

Arison maneja la crisis desde la sede de Carnival, a unos kilómetros del puerto de Miami. En tanto, Pier Luigi Foschi, presidente ejecutivo de la filial italiana de Carnival, Costa Crociere SpA , que operaba el buque hundido, ha sido el rostro público de la compañía. En entrevistas y ruedas de prensa, Foschi ha culpado al capitán de la embarcación . El capitán, que sigue bajo arresto, ha declarado que informó inmediatamente a los propietarios del barco sobre el accidente, negando la acusación de que esperó a sonar la voz de alarma. También asegura que Costa respaldó su plan de navegar cerca del litoral como una manera de generar publicidad para la línea de cruceros, informaron los medios italianos el domingo. Costa Crociere no quiso hacer comentarios al respecto.

Carnival dice que Arison ha estado "en contacto permanente" con los ejecutivos italianos de Costa pero que decidió que la gerencia de la filial está mejor posicionada para lidiar con la respuesta sobre el terreno. Eso encaja con el estilo de gestión de Arison, que es menos inmiscuido que muchos de sus pares. Sus equipos ejecutivos gozan de mucha independencia para dirigir las 10 líneas de cruceros de Carnival Corp., incluyendo Holland America , Princesa Cruises , Cunard y Carnival Cruise Lines . La mayoría tiene su sede a las afueras de Miami y mantienen separados sus equipos de ventas, marketing y reservas. "Es muy bueno delegando, de manera que sus marcas operan de manera autónoma", dice Joe Hovorka, analista de Raymond James.

Al mantener un perfil bajo durante la crisis del Costa Concordia , Arison y Carnival también tratan de proteger a la compañía matriz y otras líneas de cruceros. De los 101 buques de Carnival Corp., sólo 15 navegan bajo la marca de Costa, que fue adquirida en 1997 y tiene su sede en Génova. "Quiere distanciar a Carnival de este desastre ", dijo una fuente cercana a Arison. "Cuando él habla, habla Carnival".

Carnival declinó una solicitud para conversar con Arison para este artículo. El ejecutivo no ha concedido entrevistas desde el accidente. Tampoco se le ha podido ver en la última semana y media en los partidos del Miami Heat, el equipo de baloncesto profesional del que es propietario .

Arison, que a menudo duerme a bordo de un yate de 60 metros de eslora, tiene una reputación de evitar ser el centro de atención. Pero es un fanático de Twitter y a menudo manda mensajes sobre su equipo y compañía de cruceros. Si bien se mantiene en un segundo plano ahora, ha expresado sus condolencias a las víctimas del Costa Concordia vía el sitio de microblogueo y a través de comunicados de la empresa.

Arison también garantizó personalmente que Carnival "se encargará" de los pasajeros, miembros de la tripulación y víctimas y anunció una investigación exhaustiva de la seguridad y procedimientos de rescate en casos de emergencia en toda la compañía.

Algunos se cuestionan si es acertado que Arison no asuma un papel más público después del peor accidente de un crucero en los últimos años. "Uno no puede ser invisible cuando las miradas están sobre tí, especialmente si se es el presidente ejecutivo", dijo Richard Torrenzano, director de Torrenzano Group, una consultora de situaciones de crisis en Nueva York.

La acción de Carnival se derrumbó 14% en Nueva York el primer día después del accidente, llevándose por delante cientos de millones de dólares del patrimonio de Arison, que posee casi un tercio del capital. En septiembre, Arison clasificó, con US$4.200 millones, en el puesto 75 de los estadounidenses más ricos, según Forbes.

Carnival calcula que las pérdidas por no operar el Costa Concordia, que representa en torno a 1,5% de su capacidad, reducirá sus ingresos para el año fiscal que cierra el 30 de noviembre en entre US$85 millones y US$95 millones.

Fuente | lanacion.com.ar

Más noticias de hoy