×

Android Auto es la nueva aplicación de Google

Celular en el auto, sin distracciones: cambia el funcionamiento del teléfono para facilitar el uso; la interacción se minimiza y explota los comandos de voz.

- 10:26 Mundo Web

Google presentó la versión 2 de Android Auto, una aplicación gratis que al activarse cambia el funcionamiento del teléfono para hacerlo más amigable cuando el usuario está manejando. La herramienta tiene un único objetivo: facilitar y limitar la interacción del usuario con el smartphone para permitir que se concentre en manejar.

El funcionamiento es muy sencillo: al cargarse la aplicación cambia la interfaz y ocupa toda la pantalla, mostrando unos pocos botones y textos con tipografía grande, para minimizar la atención que requiere manipular el equipo y el tiempo que el usuario desvía la mirada del camino: todo está orientado a una interacción verbal con el teléfono.

Android Auto tiene una vista inicial donde muestra algunas tarjetas de datos (el estado del tiempo, las últimas llamadas, por ejemplo). Después ofrece tres alternativas: la primera es acceder a los mapas y a la navegación guiada, muy similar a como funciona con el teléfono en su modo estándar, pero con algunos agregados, como un cartel verde que aparece ocupando toda la pantalla cuando nos acercamos a una esquina en la que tenemos que doblar o una salida de la autopista.

La segunda lista los últimos números marcados y permite acceder al teclado del teléfono, ver llamadas perdidas, el buzón de voz. La tercera es la función de música, que lista las aplicaciones compatibles (el reproductor de música de Android y lo que el usuario tenga instalado que sea compatible con este modo).

Hay dos elementos adicionales. Uno es el botón de micrófono, arriba a la derecha, que permite activar el asistente Google Now para poder darle órdenes verbales y no tener que manipular la pantalla del teléfono. Se le puede decir "enviar whatsapp a este contacto con tal texto", por ejemplo, o ir por pasos.

Si alguien nos envía un mensaje de chat, aparece como una notificación, y el usuario puede hacer cuatro cosas: escuchar el texto convertido en audio por Google, enviar una respuesta automática (la predeterminada es "estoy conduciendo"), silenciar una conversación mientras esté usando la aplicación o responder el mensaje con un texto dictado.

Esta aplicación no hace magia. Funciona bien en la mayoría de los casos, aunque la llegada rápida de varios mensajes de chat puede desconcertarla. Y acierta en su propósito: dejar un mínimo de funciones en pantalla y permitir el control por voz. Pero requiere una ocasional mirada a la pantalla del teléfono o un par de toques para interactuar con el contenido del equipo; esto implica desviar la vista de la calle, por lo que debe usarse con precaución.

Más noticias de hoy