×

Golpeó, amenazó y drogó a su "pareja" para poder abusarla sexualmente

La víctima del aberrante hecho tuvo que ser rescatada por la Policía del domicilio del imputado. Asegura que la obligaba a tomar pastillas.

- 00:00 Policiales

La Justicia de Añatuya dictó la prisión preventiva para un hombre acusado de agredir, amenazar y drogar para abusar sexualmente de una mujer con la que mantenía una relación sentimental. La víctima tuvo que ser rescatada por la Policía del domicilio del imputado. La fiscalía argumentó el pedido en que aún restan producir importantes pruebas y la existencia de riesgos procesales.

El Centro Judicial añatuyense fue escenario de una audiencia en la que se dictó la prisión preventiva por el plazo de cuatro meses en contra de un hombre de apellido Farías. Al imputado se le endilgan los supuestos delitos de "abuso sexual con acceso carnal, lesiones leves calificadas y amenazas, todos ellos en concurso real".

La representante del Ministerio Público Fiscal, Dra. Andrea Darwich, solicitó a la jueza de Control y Garantías la prisión preventiva por plazo indeterminado, argumentando que restaban producir importantes pruebas y que el acusado en libertad podía entorpecer dichas medidas, entre otros riesgos procesales.

La jueza resolvió dictar la prisión preventiva por cuatro meses e instó a concluir con la producción de prueba.

El caso

El grave caso salió a la luz a finales de enero, cuando efectivos policiales de Añatuya irrumpieron en un domicilio y rescataron a la víctima. Ésta presentaba lesiones en su cuerpo y estaba somnolienta, como si hubiera estado consumiendo algún tipo de sustancia. De inmediato fue trasladada al hospital zonal para ser estabilizada.

La Policía llegó al inmueble porque la mujer había enviado un mensaje a su prima, ésta su vez alertó a una hermana de la damnificada y se dio aviso a la fuerza de seguridad.

A partir de ese momento se inició una exhaustiva investigación. Una vez que la mujer pudo recobrar la lucidez, denunció que había dejado su hogar para ir con el acusado, con quien mantenía una relación sentimental.

Sin embargo, la denunciante de unos 40 años confesó que desde que ingresó a la vivienda del acusado, éste comenzó a golpearla, insultarla y amenazarla de muerte. Deslizó que la obligaba a consumir pastillas -se presume que serían ansiolíticos- y luego la abusaba sexualmente.

Después de cumplir con las primeras medidas de rigor, la fiscal Andrea Darwich solicitó la orden de allanamiento y detención en contra del sospechoso, medida que se llevó a cabo el 3 de febrero. Desde ese momento el acusado se encuentra tras las rejas.

Más noticias de hoy