Puntos de Vista RUBÉN VERÓN (Dir. de Calidad de Vida de la Municipalidad de la Capital)

“Hoy, estas fiestas se complementan con el tema droga, ruido molesto y el descontrol adolescente”

09/07/2017 -

Las reuniones ilegales fueron un problema siempre, pero antes no había tanta ebullición como ahora, que se complementa con el tema droga, música en alto volumen y el descontrol adolescente.

Hoy recibimos denuncias de ruidos molestos no sólo los fines de semana a la noche, sino también por la siesta. Ahora vamos a hacer un trabajo en forma conjunta con el secretario de Seguridad de la Provincia.

Será una unión histórica porque la Policía tiene muchos proyectos para trabajar en el tema, y casi todos son parecidos a los nuestros.

Esto nos dará seguridad a todos y podremos trabajar mejor, porque ahora ha cambiado todo. Ahora nuestro personal es agredido cuando sale a la noche, hay barrios a los que no se puede entrar.

Es un trabajo peligroso porque incluso agreden a la policía cuando interviene en una fiesta clandestina.

El tema de la noche cambió totalmente. Antes no había baile los domingos y ahora hay desde los jueves, entonces cada vez está más peligroso y los riesgos crecen para los adolescentes.

IRRESPONSABILIDAD

Hay muchos cumpleaños encubiertos en todos los barrios de la Capital. Hay gente que organiza una fiesta de cumpleaños, pero que en realidad es una fiesta clandestina, porque cobran entradas y venden alcohol.

Controlar eso se nos hace imposible si no tenemos el acompañamiento de la Policía. Y la Policía tampoco puede trabajar sin el acompañamiento de la Municipalidad.

Entonces, por eso trabajaremos juntos y trataremos de desterrar este tipo de fiesta. Cuando nosotros damos permiso para un cumpleaños, vamos y hacemos la inspección.

Estamos formando al menos seis grupos: uno se dedicará a los controles en los boliches y los demás a las fiestas privadas. Además, nosotros damos el permiso y tenemos la obligación de ir a ver si realmente se trata de un cumpleaños de 15, por ejemplo.

Siempre con el acompañamiento de la Policía. Hay barrios en donde ni la policía puede entrar. Es muy peligroso. Apedrean a los móviles. Creo que ahora la Policía desbaratará las fiestas clandestinas con mayor rigor.

Pedimos a los padres que acompañen, porque tratamos de trabajar por el bienestar y la salud integral de los jóvenes.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar