Puntos de Vista PROBLEMÁTICA

La prevención más efectiva de las enfermedades de transmisión sexual debe comenzar en el hogar

23/07/2017 -

Las enfermedades de transmisión sexual o infecciones de transmisión sexual (ITS) son aquellas que pueden pasar de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, oral o anal), y éstas afectan tanto a las mujeres como a los hombres y no hay una edad específica para contraerlas.

Desde el comienzo de la vida sexual, las personas pueden verse expuestas a estas infecciones, y las más frecuentes son sífilis, gonorrea, clamidias, herpes simple, hepatitis B, HPV y VIH.

Por esto es que la prevención es la mejor manera de evitar que este tipo de enfermedades afecten al ser humano, y así como desde el inicio de la sexualidad una persona puede sufrir la infección, desde los primeros años de vida se puede comenzar con las acciones preventivas.

En esta entrega de Puntos de Vista hemos querido abordar esta temática con dos especialistas, como los doctores María Sánchez, ginecóloga y obstetra, y Miguel Curioni, también ginecólogo y obstetra, y que se desempeña en el servicio de embarazos de riesgo en el Hospital Regional “Dr. Ramón Carrillo”.

Secuelas y prevenciones

Los profesionales no sólo se refirieron a las características, secuelas y prevención de estas enfermedades, sino que al profundizar sobre las consecuencias de las relaciones sexuales sin cuidados, mencionaron también los embarazos no deseados, especialmente de adolescentes y jóvenes.

La doctora María Sánchez apuntó que en Santiago, como en todo el país, el inicio en la sexualidad es cada vez más precoz, “y el gran problema es que todas las campañas de concientización sobre enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados, generalmente llegan tarde, porque si hoy se hace una campaña destinada a adolescentes de 13 o 14 años, el próximo año ya viene una nueva tanda de adolescentes que no recibe esa información general”.

Frente a esto, consideró que “la educación sexual tiene que brindarse primero en el hogar y luego en el colegio, porque de esa manera se puede llegar a tener información desde más temprana edad”.

“Esto no significa que no se deban hacer, al contrario, tiene que haber muy buenas políticas de salud así nuestros jóvenes tengan la concientización necesaria, pero la educación tiene que venir desde nuestros hogares y desde el colegio”, insistió, antes de apuntar que esa educación en la casa debe ser “desde s que el niño tiene cuatro años” y comienza a descubrir su sexualidad.

Curioni aportó que en los consultorios públicos y privados, la prevalencia e incidencia de este tipo de enfermedades “es muy alta”, ya que “un 80% de embarazadas” presenta enfermedades bacterianas o micóticas en el tracto digestivo por transmisión sexual.

Estadísticas

También ejemplificó que existen cifras oficiales que indican no solamente la problemática de las enfermedades de transmisión sexual, sino también del embarazo en adolescentes. “El 25% de los embarazos corresponde a adolescentes, en la primera etapa entre 10 a 14 años”.

Los profesionales insistieron en la necesidad de que los padres dialoguen con sus hijos sobre esta problemática “como algo cotidiano”, durante el almuerzo, o en cualquier momento.

“No hay que planteárselo como que debe haber un momento especial para hablar del tema, porque ahí se generan temores o pruritos, hay que abordarlo como algo normal, natural, y de la manera más fácil posible”, coincidieron.

A esta idea, la doctora Sánchez la graficó acentuando que “se debe hablar desde el amor”.


 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar