“En el club se forman grandes amistades que perduran; es hermoso ver la integración”

ELIZABETH TORRES (Presidenta del Club Belgrano)

06/08/2017 -

Para nosotros, el club de barrio ocupa un lugar muy importante en la sociedad porque ayuda sin duda a la formación del niño en la parte deportiva, lo cual les permite autorelacionarse con sus pares y adquirir una disciplina, sobre todo en los tiempos de hoy. Es difícil acercar al club al niño y a la familia y que lleven una vida sana, en la que se puedan relacionar, pero lo logramos diariamente. Nuestra intención es alejar a los niños de la calle, y sobre todo que se sientan contenidos por nosotros.

El club debe tener siempre fines deportivos, sociales y solidarios, y nosotros debemos seguir con el propósito de quienes crearon en su momento la institución, que seguramente lo hicieron con el objetivo de unir a las familias, a través de los niños y del deporte. Es hermoso ver la integración.

Además el club barrial abre sus puertas a la gente del interior y es más que satisfactorio. Para eso se organizan encuentros deportivos de distintas disciplinas y la gente participa.

Hay que destacar que en el club se forman grandes amistades que perduran en el tiempo. Y no solo con sus compañeros sino también con niños de otras instituciones, porque se van conociendo, van afianzando lazos de amistad y después se juntan a compartir momentos. Es muy valiosa la presencia de un club en los barrios.

En lo deportivo tenemos patín, básquet, baile, entre otros. También contamos con un gimnasio así los papás que llevan a sus hijos a entrenar, pueden hacer actividad física también mientras los esperan. Además creamos categorías para que nadie quede sin un lugar en el club.

En lo social hacemos eventos para fechas especiales como por ejemplo el Día del Padre.


Solidaridad

Nosotros, orgullosos, hacemos encuentros con fines solidarios para inculcarles a ellos el valor de esta acción. Les pedimos que, por ejemplo, colaboren con alimentos no perecederos, y después lo recaudado llevamos a comedores. Hay veces en las que entregamos en la institución beneficiada y otras en nuestro club, con la presencia de los niños. Son ellos los que entregan la mercadería y les encanta, porque ven el fruto de la solidaridad.

Fuimos a Don Bosco al Hogar de Niños, por ejemplo y ellos son felices. Los chicos se involucran mucho en esos actos. Tuvimos niños que no tenían zapatillas para entrenar y entre ellos se fueron regalando las que ya no usaban.


Colaboración

Por suerte tenemos la dicha de contar con el acompañamiento de los vecinos, que generalmente son los mismos padres de los niños. Nosotros tratamos de inculcarles tanto a los niños como a los grandes, la pertenencia al club, que amen a su club, que el lugar es también de ellos.


Acompañamiento

Económicamente este año lo sentimos demasiado, pero por suerte estamos al día, que es lo importante. Estamos proyectamos obras que nos pueden permitir el ingreso de dinero con alquileres. Antes podíamos hacer baile, pero ahora ya no podemos por el ruido que eso ocasiona.

Siempre estamos viendo qué más se puede hacer para recaudar fondos.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar