Puntos de Vista MARCOS FRANZZINI - (Administrador de Comeco)

“Muchas veces hay una distorsión, porque los supermercados son los que están marcando los precios”

03/09/2017 -

Desde la Cooperativa del Mercado Concentrador Frutihortícola de Santiago del Estero (Comeco) principalmente, observamos un problema de hábitos en la sociedad. El consumo siempre está, pero los hábitos cada vez son peores y menos nutricionales.

No puede ser que un bebé de nueve meses consuma más frutas y verduras que un niño de 9 años; pero detrás de esto está la dedicación de una madre.

En este país el consumo promedio de frutas y verduras es menor de 100 gramos por día por persona, cuando debería ser 400. Si se consume esos 400 se cubren todas las necesidades nutricionales y no se necesita mucho dinero. Esos 400 gramos haciendo un mix de verduras y frutas no superan los 50 pesos; es decir que cuesta menos que una caja de hamburguesas por ejemplo. Estamos muy lejos de alcanzar eso, porque a nos llenamos con harina y gaseosas, por ejemplo.

En Santiago del Estero sí sería posible implementar el programa “El Mercado en tu barrio”, aunque siempre le pedimos a la población que le exija a su verdulero, que no se cierre en los cuatro o cinco productos, porque hay una gran variedad de frutas y verduras a disposición en la provincia.

Tenemos un mercado muy grande, amplio, limpio y muy seguro. Realmente es un paseo de compras de frutas y verduras. Es un lugar que tiene muchas ofertas mayoristas, incluso la gente puede comparar porque está en contacto con los productores.

Si bien hay familias o vecinos que se reúnen y llegan al mercado a comprar los productos por mayor y luego se reparten, lo ideal es que le puedan pedir a su verdulero la variedad y un buen precio.

Por ejemplo, mucha gente cree que ananá hay en diciembre solamente, pero en realidad la tenemos todo el año. Lo que pasa es que el verdulero no la ofrece después de diciembre. Esto pasa con un sinfín de verduras y frutas, por eso insistimos en que la gente pueda pedir en la verdulería toda la variedad de productos.

Muchas veces hay una distorsión de precios desde el mercado a la góndola, porque las grandes superficies (supermercados) son las que están marcando los precios. Entonces si los supermercados marcan con un techo tan alto, difícilmente el consumidor final lo vea barato. En este proceso nosotros no podemos intervenir.

Nosotros tenemos nuestro mercado interno. Lo bueno de Comeco no sólo es la gran variedad de frutas y verduras, sino que también hay competencia permanente para estar acorde al momento que se vive.

Nuestro primer y quizás único cliente es el comercializador, los verduleros, que son los que trabajan con artículos de oferta.

El mercado da la posibilidad de encontrar variedad y calidad, todas aceptadas bromatológicamente. Pueden ser más bonitos, de exportación o no, y la gente advierte y exige el tipo de producto de buena calidad.

Como sugerencia para la economía familiar recomendamos trabajar en los hábitos de nutrición, comer frutas y verduras de estación, no pretender comer sandía en invierno porque hay que exportarla y saldrá más caro, y por eso decir que todas las frutas están caras. Lo principal es no alejarse del verdulero.

Quienes deseen pueden visita el mercado que está abierto todos los días de 17 a 20 y por la mañana los lunes, miércoles y viernes de 8 a12.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar