“Los avances que se han producido en los últimos años sobre las terapias son muy elocuentes”

DR. MIGUEL JACOBO (Neurólogo)

17/09/2017 -

Antes prácticamente no había tratamiento, porque esta eclosión surge en el 1993 cuando salió el primer fármaco que demuestra ser útil en la terapia de la enfermedad. Pero quienes hemos visto todo, vimos la etapa en la que el paciente indefectiblemente y en un períodos relativamente cortos, dejando lo que se llama la evolución natural de la enfermedad, iba a una discapacidad motora, cognitiva, urinaria, sexual, sensitiva o de equilibrio. Y si eso lo traslada hoy a jóvenes que tienen 25 ó 30 años el impacto es aún más grande.

Pero desde 1993 para esta parte hubo un impacto muy grande porque aparecieron los fármacos y cada vez son más efectivos. Ahora se puede modificar total y absolutamente la calidad de vida en la mayoría de los pacientes y ese pronóstico que teníamos antes, ha quedado en el pasado. Hoy tenemos pacientes de 15 años medicados que hacen una vida relativamente normal. Decimos relativamente normal porque antes hablábamos de esclerosis múltiple benigna y no es tal.

Los avances que se han producido en los últimos años, sobre todo en terapia intensiva son muy elocuentes. Siempre hacemos hincapié que esta enfermedad no tiene nada que ver con la esclerosis lateral amiotrófica, en la que aún no hay un tratamiento muy efectivo.

Hay que tener en cuenta que cuanto más temprano la tratamos a la enfermedad, más chances de ser efectivos tenemos, hay más posibilidad de que el paciente ande bien, más chances de atrasar la discapacidad, de evitar los brotes.

Hay que informar también que hoy la enfermedad tiene una enorme posibilidad de tratamientos, pero no tiene cura. Todos los estudios apuntan a un concepto que se llama Neda (no evidencia de actividad de la enfermedad) o bien Meda (mínima evidencia de la actividad de la enfermedad). Lo ideal es que la enfermedad esté “quieta”, aunque decimos que la enfermedad siempre avanzará un poquito por lo que no hay un Neda. Si bien el paciente parece que está bien, las imágenes de las resonancias no muestran lesiones nuevas, no registra brotes, hay un momento en el que comienza a fatigarse más, se olvida de algunas cosas.

Hoy podemos decir que con los avances registrados y con los que van a venir (porque en los próximos meses podrían incluirse tres o cuatro nuevas drogas) habrá otro panorama. Hay que hacer hincapié en que las nuevas drogas cada vez más efectivas no están exentas de problemas o efectos colaterales que los neurólogos tenemos que controlar. Los pacientes tienen que ser controlados siempre.

En Santiago del Estero hay pacientes en tratamiento y estamos viendo también pacientes de provincias como Tucumán, Jujuy, Catamarca, entre otras.


Tratamientos

Muchos años hemos manejado la esclerosis múltiple solo con cuatro opciones. Pero la época del 90 ha sido trascendente. La enfermedad ha sido descripta por el señor Jean Martin Charcot, en el 1868, y han pasado 125 años para descubrir el primer fármaco, que se llaman interferones porque son un conjunto de proteínas que tenía la propiedad de interferir con ciertos mecanismos virales.

Desde el año 1993, en la primera etapa de la terapia de la enfermedad manejábamos 4 drogas, usadas en forma parenteral. Con esa gama de medicamentos teníamos una eficacia moderada, que nos daban gran seguridad porque no se habían producidos reacciones adversas.

Pero de un determinado tiempo a esta parte ha sido muy revolucionario porque hace 10 años salió el anticuerpo monoclonal, el primer medicamento que demostró ser más eficaz, casi el doble, pero conllevaba una serie de cuestiones no menores, ya que podían producir una enfermedad seria.

Salió allí el primer fármaco endovenoso que se hace una vez al mes, y hace 5 años salió el fármaco oral. Hasta hace unos años, nunca me hubiera imaginado que esta enfermedad podría tratarse vía oral, lo cual demuestra una eficacia intermedia mucho más que lo que teníamos, pero un poco menos que el anticuerpo monoclonal. Hasta este momento ya teníamos tres escalas de terapia.

Y luego aparece un nuevo anticuerpo monoclonal, dos fármacos orales, otro que saldrá posiblemente en los primeros meses del año que viene, nació también anticuerpo monoclonal para tratar a jóvenes que manifiestan la enfermedad en forma progresiva.

En todo el porfolio de medicamentos que hay, desde los primero interferones hasta los monoclonales, uno va haciendo una medicina adaptada a cada paciente. No es que a todos los pacientes les damos todos los medicamentos, hay pacientes que requerirán una medicación, y otros que tendrán formas más agresivas de la enfermedad y necesitarán al inicio o a lo largo de la enfermedad cambiar o escalar un tratamiento.

Hay que tener en cuenta que lo que se usaban al principio eran medicamentos inyectables. Pero hay que tener en cuenta que el 25% de la población es inyectofóbica. Entonces hay que pensar en pasar a otra forma, el monoclonal que se inyecta una vez por mes o con comprimidos.


Afecciones

La enfermedad en el tema de la afección urinaria no solo tiene un gobierno como uno piensa que tiene que tener a nivel local. Tenemos ciertos sistemas cerebrales que entre otras cosas gobiernan la micción. Entonces podemos tener lo que se conoce con el nombre de incontinencia urinaria o retención, y esto se debe a un compromiso vesical por algún problema neurológico, una lesión que puede estar por ejemplo en la médula espinal.

Pero no es el único. También vemos hombre con impotencia sexual y en la mujer, pérdida del líbido. Y eso es muy importante sobre todo si hablamos de jóvenes. Son dos temas que hoy son tratables porque tenemos herramientas para hacerlo. Pero debo decir que estos problemas se hacen mayores cuando la enfermedad avanza.


Medicamentos

El costo para que un paciente con esclerosis múltiple ande bien, hoy es, promedio, $100.000 por mes. La caja de 56 comprimidos (para el que toma dos dosis por día), y la caja de 28, vale así. A eso hay que sumarle rehabilitación, kinesiología, lucro cesante, el no poder ir a trabajar por la enfermedad.

Hoy hay medicamentos que son originales y genéricos. Nosotros, obviamente preferimos tratar la patología con los originales. Tienen cobertura del 100%.

Hay asociaciones, coberturas, leyes que amparan a los pacientes a que reciban lo que les corresponde.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar