“La mamografía es el único test que logra disminuir la tasa de mortalidad”

Dra. Samanta Boyanovsky. Especialista en diagnóstico por imagen dedicada a patología mamaria.

08/10/2017 -

El examen clínico ginecológico junto con la mamografía son los únicos test que logran disminuir la tasa de mortalidad. Existen otros estudios para llegar a un diagnóstico, como ecografías, resonancias mamarias, punciones, pero son los que están comprobados científicamente que influyeron en la disminución de muertes.

La Sociedad Argentina de Mastología recomienda que a partir de los 40 años la mujer debe practicarse una mamografía anual, para la detección de lesiones más pequeñas, teniendo en cuenta que lesiones menores de un centímetro tiene una curabilidad del 90 por ciento. En la población más chica, también tenemos la disponibilidad de la ecografía mamaria.

Síntomas

Hay que tener en cuenta síntomas y señales que pueden indicar la enfermedad. Hay que tener en cuenta la autopalpación, ya que ante la presencia de algo extraño, la mujer debe ir al ginecólogo, quien derivará a los estudios complementarios. Puede notar un nódulo, cambio de coloración de la piel, secreción por el pezón, entre los síntomas de alarma. Lo ideal es no concurrir cuando ya haya síntomas, sino antes.

Uno de los mitos más frecuentes en torno a la enfermedad es que si no tengo un síntoma no tengo cáncer de mama, y no es así. En general, cuando aparecen los síntomas ya estamos en un estadío mucho más avanzado por lo que la probabilidad de curación es menor.

Hay que concientizar sobre el tema, y por eso se celebra el 19 de octubre el Día de la Lucha contra el Cáncer de mama. Las mujeres deben saber de la importancia de la exploración, la consulta ginecológica y la mamografía a partir de los 40 años.

Incidencia

En la Argentina, la incidencia es de 71 casos por 100 mil habitantes. En cuanto a las tasas de mortalidad, está en un 22 por ciento a nivel país, y Santiago del Estero registra las mismas cifras.

Hay un mito que dice que tener prótesis aumenta el riesgo de cáncer de mama y no es así, no hay evidencia científica que lo demuestre. Sí puede dificultar la visualización, pero con una ecografía bien realizada, con la técnica especial, no tendría que haber complicaciones.

Es necesario destacar que es importante tener un radiólogo entrenado.

En caso de una rotura protésica tiene indicación una resonancia magnética por ejemplo. La cual debe ser adaptada a la mama.

Pacientes menores

A pesar de que son recomendables los estudios para después de los 40 años, se ven casos de jóvenes con cáncer de mama. Son los menos, pero hay, y muchas veces están relacionados con el tema hereditario.

Es importante resaltar también que el 75 por ciento de los cánceres de mama no tiene antecedentes. Solo entre un 5 y un 10 por ciento tienen antecedentes de mutaciones que se heredan.

Tipos

Y hay que destacar también que dentro de los riesgos de cáncer de mama, se clasifican en modificables y no modificables, en el caso de este último, uno de ellos es el sexo. Hay hombres que pueden tener cáncer de mama. La incidencia es bajísima; el 1 por ciento de los casos se dan en hombres. En Santiago hubo casos.

Dentro de los casos modificables se encuentran la actividad física, el cambio de hábitos de vida, la obesidad, el alcohol, el tabaquismo, el amamantamiento, el nacimiento del primer hijo (se habla de que antes de los 30 años disminuye el riesgo).

Hay que destacar el tema de la mama densa, que es cuando la mama tiene una mayor cantidad de tejido glandular. En este caso se considera un factor de riesgo entre 2 a 6 veces comparado con una mujer que no tiene mama densa.

Tratamientos

Los tratamientos dependen del estadio de la enfermedad. Se puede necesitar una cirugía; cirugía y radioterapia; cirugía, radioterapia y quimioterapia; y posterior a ello un seguimiento. En general, hoy en día está además de todo el arsenal que contamos desee el punto de vista del diagnóstico, una clasificación e identificación del cáncer, y a su vez una clasificación molecular, y de acuerdo con eso se indica el tratamiento adecuado para el paciente.

Mitos

Hay creencias de la gente que no van con la verdad del caso; son los denominados mitos.

*Uno de ellos es que si no hay antecedentes familiares no hay riesgo y no es así, porque la mayoría de los casos detectados no tienen antecedente familiares.

*Dormir con corpiños con aros produce cáncer. No es verdad, no hay evidencia científica.

*El consumo de pollo, por la sobrecarga hormonal produce cáncer. No es verdad. No tiene que ver con una sobrecarga hormonal, sino por lo genético.

*El uso de antitranspirante. No hay evidencia que produzca el cáncer de mama.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar