Puntos de Vista SUSANA MERCADO DE SCAGLIONE (Dermatóloga)

“Ante la exposición al sol hay que procurar salir siempre con cremas protectoras”

05/11/2017 -

El problema del sol no surge desde cuando empiezan las altas temperaturas. En Santiago hay sol todo el año y es lo que confunde a la gente. Siempre se piensa que el protector solar se utiliza en verano solamente y no es así. Esta es una provincia de sol todo el año a diferencia de las provincias del sur que tienen otras radiaciones solares.

Nosotros tenemos altos índices. Pero cuando llegan las altas temperaturas ya hay que cuidarse no solamente con el protector sino con la ropa adecuada, el horario de salida a la calle debe ser antes de las 13, ya que a la siesta todos debemos estar protegidos, y a partir de las 17 recién exponerse si es necesario.

CÓMO INFLUYE EL COLOR DE LA PIEL

Las pieles se clasifican en 5 fototipos: el 1, que es la piel blanca y ojos claros, que prácticamente nunca se broncea y se pone roja con la exposición solar, y después están las 2, 3 y 4 en donde ya la piel se broncea un poco, se pone menos roja hasta el fototipo 5, que se trata de la piel bien oscura que tolera todo.

Nosotros tenemos que hacer hincapié en los fototipos 1 y 2, que son las pieles más delicadas y más propensas a la carcinogénesis, que sería el cáncer de piel. Hay que hacer hincapié no solo en las arrugas, en lo estético o en fotodaño, sino también en el cáncer. Obviamente que ese es un tema prioritario.

CUIDADO

Ante la exposición al sol hay que procurar salir siempre con el protector solar, ropa gruesa, oscuras, sombreros de ala ancha porque hay que cubrir el cuello y el pabellón auricular. Generalmente el hombre, al tener el cabello corto, descuida esa zona, y es en quienes se ven con más frecuencia los daños o algún cáncer o queratosis, lesiones precancerosas. Por eso hay que protegerse por completo.

Cuando el cuerpo no proyecta sombra, esa hora está prohibida, cuando el sol te da arriba de la cabeza, a esa hora está prohibida. A las 4 de la tarde, si uno se para al sol y comienza a proyectar sombra de 45 grados, es porque ya se puede andar. Además, es fundamental no usar las camas solares por el daño que provocan. En Islandia que son de pieles de fototipo 1, habían hecho un estudio y vieron que desde que habían comenzado a tener camas solares, notaron un incremento del cáncer de piel y del melanoma, que es el peor de los cánceres de todo el organismo.

El melanoma supera en malignidad a cualquier cáncer. Hay institutos en Buenos Aires que deben tener médicos que controlen a los pacientes que ingresen a las cabinas solares, porque además de controlar la piel, también influyen los medicamentos que toman. Hay remedios que producen fotosensibilidad y puede ocasionar quemaduras en la piel. Además, cada aparato debería tener su calibración en cuanto al tiempo de exposición y potencia, y debería ser controlado por expertos.

Recibí en consultorio a chicas completamente quemadas porque las máquinas son manejadas por empleados de una peluquería, que nada tienen que ver con el cuidado de la piel. Además les permiten hacer sesión dos veces la día, cuando no se puede exponer más de 4 minutos.

EL CUIDADO EN CHICOS

Los niños que va van a las colonias de vacaciones por ejemplo deben usar protector solar de 30 para arriba y a prueba de agua. Siempre hay que renovarlo después de que salgan de la pileta, y no hay que mezquinar, porque a veces el paciente se pone un poquito. Sin embargo, en el grosor de la capa del protector también va la protección. El daño de la piel es acumulativo y es muy importante no tener ninguna quemadura seria antes de los 15 años, porque se ha visto que hay más melanomas en poblaciones que han tenido quemaduras severas antes de esa edad.

RECOMENDACIONES

Los protectores están indicando cada dos horas, pero cada tres a cuatro horas hay que renovar la capa del producto. Cada uno adecuado al tipo de piel, porque hay piel seca, la grasa, la transpiradora, el deportista, y para todos vienen distintas formas de protectores. Lo que podría decir es que deberían ponerse protector por lo menos 20 minutos antes de la exposición, cosa que se adhiera bien y se pueda recién salir al aire libre.

Tiene que ser con la piel seca, que no esté transpirada, porque no se adhiere. Lo importante para evitar todo tipo de daño es la prevención, qué protector me puedo poner, cómo, todos los detalles. Cuando los pacientes hacen una consulta, aunque vengan por otra cosa, siempre se trata de decirle que cuando llegue el verano se cuiden de tal forma, inculcamos el tema, generamos conciencia y prevención. Tengo a mano los folletos de las campañas del Sol que se realizaron anteriormente, ahí se habla de todo: de los protectores, de las lesiones malignas, de los lunares. Es importante porque puede ayudar a cuidarse.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar