Puntos de Vista DR. JORGE GRAMAJO (Neonatólogo)

“La mejor prevención es un buen control del embarazo”

12/11/2017 -

En esta semana celebramos al bebé prematuro, y nos dedicamos a difundir todo aquello que tiene que ver con cómo se puede mejorar la calidad de vida de ese pequeño que ha nacido con seis, siete u ocho meses de gestación, y sobre todo prevención, y en eso hacemos hincapié que, en este caso, la mejor prevención es un buen control del embarazo.

Tratamos de hacer un trabajo muy activo en esto, para evitar inconvenientes con el tratamiento del bebé prematuro, que a veces llega a estar desde días hasta varios meses internado, con todo lo que ello representa para toda una familia, porque no es solamente el bebé el que está internado, hay toda una familia que está por detrás; una madre, un padre, a los que uno ve y aparentan estar enteros, pero por dentro viven una gran angustia, algo lógico en padres que ven sufrir a sus hijos.

Hoy, las estadísticas hablan de que de cada diez nacimientos, uno es prematuro, y esos son los números que manejamos en nuestro servicio en estos momentos. Por año en el CISB tenemos entre 2.500 y 3.000 nacimientos, y tenemos 2,50 prematuros.

En la provincia se está trabajando para organizar una buena atención de las mujeres embarazadas, especialmente de aquellas que tienen algún riesgo de que su embarazo no llegue a término.

Las dos maternidades que están capacitadas y con todos los recursos para la atención son la del Hospital Regional, que es el centro de salud de referencia de la provincia, y nosotros que estamos tratando de absorber especialmente a pacientes de localidades que están cerca de La Banda y todo lo que sería el sureste de la provincia.

Lo que tratamos es de que donde haya una embarazada con riesgo de parto prematuro, sea remitida a la Maternidad de La Banda o de Santiago, para que ese niño en caso de nacer prematuro, tenga la posibilidad de ser atendido con todos los recursos humanos y técnicos que sean necesarios.

En estos ocho años que lleva la campaña, han mejorado mucho la sobrevida de los bebitos que nacen prematuros, y también han disminuido las complicaciones. Por ejemplo, las retinopatías han disminuido al 1 por ciento.

También las tasas de mortalidad han disminuido, antes, en casos de niños de 1.500 gramos era altísima, y ahora con toda esta concientización que hay, se ha pasado a tener números bajísimos de chicos que no han logrado sobrevivir.

Para todos los niños que son dados de alta, se han generado mecanismos de seguimiento con un abordaje interdisciplinario, en el que contamos con la colaboración de instituciones educativas especiales.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar