Puntos de Vista PATRICIA ZÍRPOLO TGD-PADRES TEA SANTIAGO AZUL

“Los niños con autismo sufren dolor con cada estruendo; es algo que lo padece la familia entera al ver su desesperación”

26/11/2017 -

Los niños con autismo tienen sensibilidad auditiva y en todos los órganos. Nosotros ahora estamos hablando y cada uno de nosotros estamos atentos a las voces. Sin embargo ellos escuchan todo, como las voces, el ruido del ventilador, del auto que pasa por afuera, a un mismo volumen. Eso les produce mucho malestar. Entonces, imaginemos lo que puede ocasionar el sonido de una bomba de estruendo en su organismo. Y lamentablemente no hablamos de un cohete o de una bomba… hablamos de miles juntas.

Ellos, los niños con autismo lo padecen mucho. Lucas, mi hijo tiene 15 años hoy, y puedo decir que ahora lo puede sobrellevar al tema de la pirotecnia, pero hasta hace unos años, las fiestas eran un padecimiento. Llorábamos todos. Nos encerrábamos en una habitación, con su llanto desconsolado, y nada lo calmaba. Le poníamos auriculares, música, pero nada mitigaba el ruido de las bombas. Nada calmaba su dolor. La familia de cada niño con autismo sufre con su desesperación.

A ellos les duele el oído. Incluso a mi hijo, el malestar causado por los estruendos le provocó epilepsia. Conozco casos de chicos que han tenido que internarlos en plena llegada de la Navidad porque no soportaron el dolor que les genera el ruido de las bombas. Es algo que no se puede controlar.

Después de tantas terapias hoy puede sobrellevar el tema, pero no deja de molestarlo. Podemos comer en el patio en Navidad o Año Nuevo, pero siempre está atento a los estruendos.

Esta tolerancia se logra después de muchas terapias sensoriales que generalmente las practican los terapistas ocupacionales. Pero hay que aclarar también que hay muchos otros que no lo superan nunca.

La mayoría se alegra de que lleguen las fiestas de fin de año. Particularmente nosotros, lamentablemente no, porque es un padecimiento.

CAMPAÑA

Nosotros, por Lucas, por todos los Lucas, por los recién nacidos, por las mascotas, por el medio ambiente, por las aves, por la misma integridad física de todas las personas es que lanzamos desde hace varios años la campaña “No a la pirotecnia”, que este año se realizará bajo el lema “Más luces menos ruidos”.

Sabemos que no vamos a erradicar la pirotecnia, pero pretendemos que al menos las bombas de estruendo, que están a 190 decibeles, no la utilicemos. Hay fuegos artificiales que solo tienen luces y que son maravillosas.

Estamos informando vía redes sociales y después entregaremos folletos informativos a modo de que la gente se entere de los motivos reales por los que impulsamos esta campaña.

Los principales objetivos son minimizar el ruido, ya que nuestros niños con autismo tienen hipersensibilidad auditiva y sufren; cuidar muestro medio ambiente, el único que tenemos; reducir a cero el número de quemados y accidentados; y cuidar a nuestras mascotas que las pasan mal con los estruendos.

Para quienes deseen comunicarse y tener asesoramiento de TGD Padres TEA Santiago Azul, pueden contactarse a través de su página en Facebook.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar