ANECDOTAS DE TAXI | ¡Aclará, po!

Por Victor David Bukret.

01/12/2017 -

Es inevitable escuchar lo que el pasajero dice, cuando habla por teléfono. Y sobre todo, cuando grita, como la señora en cuestión. Supongo que habría tenido 65 años, laaaaargos. Y su hermana, del otro lado del teléfono, mayor que ella. Todo venía sobre rieles, hasta que su hermana, Manuela, le dijo dónde estaba.

-Y... bueno, Manu, yo en cinco minutos paso por ahí, ¡esperáme!
Continuaba hablando, me golpetea el hombro, y con una sonrisita me dice:

-En la esquina pare, para que suba mi hermana.
Pongo las balizas, y paro antes de cruzar la boca calle.

-Ya estoy Manuela, y no te veo. ¿Dónde... antes de cruzar?... Si, en la misma esquina... Mujer, yo estoy en el remís...

(-Digale que en un Nueva Norte, señora- me meto).
-¿Cómo que no ves ningún remis?... 
(-Fijesé al frente señora -intercedo de nuevo).

-Manuela: remis, taxi, blanco, techo verde, ¿No nos ves po chica?
(Doña, baje, y hagalé señas...) Baja, agita los brazos. 

-Aquí en el semáforo... ¿Cómo que vos también estás en el semáforo? 
(-Doñita, preguntelé de nuevo en la esquina de que calles está).

-Mira hermana, que dice el cartel en la esquina, ese, azul y blanco... ¡SEGURO, ¿BELGRANO Y SAN JUAN?! NOSOTROS TAMBIÉN ESTAMOS AQUIIIIII!!! 
(¡SALTE! -le digo, -Y que ella salte también...)

-¿Andabas con la pollera marrón, y la blusa gris?
(Pone en altavoz, y yo me bajo también, y revoléo la toalla que ocupo de cortina). 

-Que busque la toalla, digalé!
No, perdonáme pero no te veo, yo me voy, éste chico nos va cobrar un montón con la espera. Nos vemos al mediodía en La Banda.
-¡¡¡EN LA BANDA ESTOY YO TODAVÍA, PELOTUDA !!!


 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar