Economía ALERTA

La base monetaria crece 27% y frena la baja de la inflación

Por un crecimiento de la actividad económica real interanual del 4% o 5%, a ese ritmo "va a ser difícil bajar la tasa de inflación".

05/12/2017 -

La base monetaria en la Argentina registra un crecimiento interanual del 27%, lo que genera una inyección de pesos que ejercerán presión sobre los precios en los próximos meses y supone mayores dificultades para el Gobierno en su misión de bajar la tasa de inflación, advirtió un informe.

La emisión de pesos por parte del Banco Central (BCRA) en concepto de operaciones con el sector público se ha expandido en los últimos dos años, detalló el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), en un trabajo que lleva la firma de Nadín Argañaraz y Bruno Panighel.

El informe señaló: "En efecto, en 2016 se emitieron $311.519 millones y, en lo que va de este año, $370.426 millones", tomando en cuenta adelantos transitorios, transferencia de utilidades, compras de divisas y la variación de la cuenta del Tesoro Nacional en la autoridad monetaria.

En este contexto, el Iaraf consideró que "para evitar que esta creciente emisión de pesos se traslade a los precios", el BCRA absorbe los billetes con las Letras.

Indicó: "En lo que va del año, el BCRA lleva esterilizados por esta vía unos $280.508 millones, lo que representa un aumento del 112% respecto de 2016 y más del 3.000% con relación a 2015. Esto permitió que pese a que las operaciones con el Tesoro fueron fuertemente expansivas, la base monetaria haya crecido solamente $80.290 millones en lo que va del año". Y agregó: "En 2016, la cantidad de pesos aumentó poco menos de $200.000 millones, pese a que el BCRA retiró de circulación $132.000 millones con las Lebac".

"Teniendo en cuenta que noviembre y diciembre pueden ser meses de expansión monetaria tanto por compra de dólares al Tesoro como por no renovación de Lebacs, es probable que el año 2017 finalice con un aumento de base monetaria cercano al 27% interanual", estimó el Iaraf.

Esta situación "genera una inyección de pesos que en los próximos meses presionará sobre los precios. Dado un crecimiento de la actividad económica real interanual del 4% ó 5%, va a ser difícil bajar la tasa de inflación mientras la base monetaria crezca a esa velocidad", indicó la entidad.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar