“Tenemos que involucrarnos todos; como sociedad nos cuesta aprender a trabajar juntos, y lo hacemos desde el individualismo”

ANTONIO ZAIEK (Fundación Piedras Vivas)

10/12/2017 -

Estamos ante una problemática que tiene distintos puntos de vista. Uno de ellos es la normativa, que nos debe dar un marco legal de referencia para lo que es la seguridad vial en nuestra provincia. Pero debemos generar una conciencia ciudadana, porque sino este marco no nos servirá como sociedad para mejorar.

En el caso concreto de “Bauti”, el culpable pasará la Navidad y las fiestas con sus padres, y posiblemente salga en auto y vuelva a tomar. Y por otra parte estará la familia Agüero con una silla vacía, una ausencia y un dolor que durará no sólo en las fiestas, sino para toda la vida.

Por eso pienso que como normativa sería hasta lógico que el culpable de casos como estos, pase sus fiestas en la comisaría, a modo de condena ejemplificativa, para que él tome conciencia.

La mayoría de la gente que comete un acto delictivo parece ser que no le diera valor a la vida humana. Y así es como el violento vuelve a pegar a la mujer, el que tuvo un accidente vuelve a manejar imprudentemente. Vemos que hay mucha trampa, hay una inconsciencia total, por lo que no se respeta el valor de la vida.

Entonces, lo fundamental es crear conciencia, y nuestro punto es contar con decisiones políticas concretas, para que nuestra sociedad se inserte al Siglo XXI, sobre todo en el área de la legislación, prevención y concientización.


Los padres

Los adultos nos manifiestan que no hay lugares para que los chicos tomen. Espacios para que se diviertan hay un montón, que son los autorizados por Calidad de Vida y la Policía, pero lo que pasa es que ahí no pueden tomar alcohol, que es lo que a ellos (padres y jóvenes) les interesa. Aparentemente no saben que hay una ley expresa que prohíbe taxativamente la venta de alcohol a los menores.

Notamos que la mayoría de los padres no están entendiendo eso, y están exponiendo mucho a sus hijos.

En Santiago están mezclados los valores. Cada vez va perdiendo mayor valor la vida humana, y no sólo por un accidente de tránsito, sino por todas las cosas colaterales que traen el exceso de alcohol y droga. El panorama es muy grande, pero debemos empezar por resguardar la vida de nuestros jóvenes.

Se nota una gran falta de acompañamiento popular y acompañamiento de las familias que digan que no quieren esta vida para los hijos.


Trabajo en equipo

Si hay algo que nos cuesta como sociedad es aprender a trabajar juntos, siempre hemos trabajado desde el individualismo. Vemos personas, instituciones, y las ONG que surgieron tras un hecho lamentable, para intentar tapar un vacío legal y social. No creo que la motivación sea la venganza. Queremos sacar algo positivo del dolor. Por eso tenemos que empezar a romper barreras, dar pasos de unidad, y experimentar un trabajo en equipo. Cuesta decir quién tiene la razón, pero es lo que menos importa, porque lo que queremos todos es conseguir un resultado positivo para el bien común de nuestra sociedad. Y es importante aquí que la familia esté presente porque ellos van a empujar a mucha gente.

Todos tenemos que tomar la conciencia del “hagamos algo para que lo de Bauti no vuelva a suceder”. Es tiempo de repensar como sociedad, qué tipo de país y provincia queremos para nuestros hijos.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar