“Es la gran fiesta donde vamos a encontrar lo que busquemos.Hay que ver qué buscamos”

PADRE JORGE RAMÍREZ | Parroquia San José de Belgrano

17/12/2017 -

Navidad es natividad, es nacimiento. En cada Navidad estamos actualizando un misterio, porque estamos trayendo aquí un ahora, algo que históricamente pasó hace 2.000 años, pero que lo actualizamos por fe y cada Navidad está naciendo el Señor Jesús.

No es solamente un memorial, sino es una actualización. Es como cuando celebramos un cumpleaños, el nacimiento de una persona, y paradójicamente, en este caso es como que se festeja la Navidad sin el cumpleañero, es algo ilógico. Porque cuando uno celebra un cumpleaños, la persona más importante es el cumpleañero, y el espíritu del mundo, de la sociedad, hoy nos invita a otra cosa.

Para muchos, Navidad es recibir regalos, pero cuando uno va a un cumpleaños no recibe regalos, lleva regalos. Justamente, este tiempo de Navidad es para preparar el regalo, para el que nace, para ofrecerle al Señor, nuestro corazón, nuestra vida. Recuerdo que cuando era chico, una de las cosas más lindas de los cumpleaños era recibir la bolsita con los juguetes y las golosinas, y en este cumpleaños no sólo le vamos a ofrecer un regalo al Señor, sino que él también nos trae una bolsita, una “bolsaza” de bendiciones. En este cumpleaños nosotros también vamos a recibir como regalo esa bendición que nos trae el Niño Jesús.

Esto que, por lo menos para mí y para la mayoría de los cristianos, es importante, también lo fue en nuestra historia, en nuestro origen como provincia, porque uno lo descubre cuando va a las comunidades rurales, enraizado esto del espíritu de la Navidad. Recuerdo que en la tradición de mi familia que es del departamento Silípica, estaba el hacer el nacimiento, se armaba el pesebre con las chacras del maíz, y se lo ofrecía al Niño Jesús las primicias del campo, sandía, melón, y se nombraba padrinos del Niño a los que organizaban la fiesta del 24 a la noche.

Y se le baila y se le canta al Niño, y se le adora. Esto nos habla de que Navidad no es algo nuevo que queremos imponer, sino que está en los orígenes del cristianismo y de nuestra historia, con aquellos que trajeron la fe a nuestras tierras y que se arraigó tanto que hoy día, más allá de que haya presencia eclesial o no, todavía persiste y vive en los lugares más insólitos de nuestro campo, de nuestro monte.

La Navidad no es un espíritu solamente, es un hecho, es historia, es cultura, es sentimiento. PROPÓSITO La palabra nos dice “el que busca encuentra”. Navidad es una gran fiesta en la que nosotros vamos a encontrar lo que busquemos. Hay que ver qué buscamos. Si buscamos alcohol, lo vamos a encontrar; muchos buscarán drogas y la van a encontrar; fiesta van a encontrar, comida van a encontrar, y también habrá otros buscando a Jesús.

El tema va a ser qué es lo que va a quedar. Puede quedar una resacan, un ataque de hígado, o puede quedar algo más, porque si se lo busca a Jesús, no se van a quedar sin nada. Van a encontrar una carga muy grande de bendiciones. Navidad también es un desafío muy grande, porque es donde Dios comparte la vida, su vida dándonos a su hijo y también nos desafía a compartir.

Hoy la Iglesia nos invita a compartir, no sólo a dar, sino a darnos, que es un modo diferente de pensar. Muchos en esta fecha tienen la locura de decir entrego todo para compartir con los pobres, pero está dando lo que sobra. Hoy estamos llamados a compartir no solo lo que se tiene, sino también tu fiesta. Si tienes un lugar más en la mesa, invitar a una persona pobre, a quien no tiene con quién pasar la fiesta, con un enfermo.

Compartir la vida con gestos concretos. Dar lo que nos sobre lo hace mucha gente, un cristiano debe estar dispuesto a dar el corazón.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar