Mundo RICARDO EZZATI

"Francisco viene como pastor, no como político", resaltó el arzobispo de Santiago de Chile

También habló del conflicto del gobierno chileno con el pueblo mapuche y el aporte que puede realizar, en este sentido, el Santo Padre.

14/01/2018 -

SANTIAGO DE CHILE (enviados especiales) Claro y contundente fue el arzobispo de Santiago de Chile, cardenal Ricardo Ezzati, al enfatizar que el papa Francisco viene a este país como "pastor, no como político".

"La intencionalidad es siempre pastoral. Su identidad es ser sucesor de San Pedro, representante de los valores fundamentales del Evangelio, que naturalmente siempre tiene una incidencia en la vida personal, en la vida social y también en la vida política", apreció. "No podemos esperar que el aporte del papa Francisco sea el mismo del papa Juan Pablo II, aunque en los elementos esenciales sea el mismo. Proclamará al mismo Jesucristo, pero lo que ha cambiado aquí son los contextos humanos", remarcó Ezzati al trazar un paralelismo entre lo que fue la visita de Juan Pablo II en 1987, en los finales del gobierno de Augusto Pinochet, y lo que será la que realizará Jorge Mario Bergoglio a partir de este lunes.

"Chile es un país mucho más secularizado que hace 30 años, y sin embargo, hay necesidades, hay aspiraciones que son muy semejantes. La visión de la gente con relación al Papa también ha cambiado. De una imagen más sacra, se ha pasado a una más cercana, más humana, con todas las virtudes que tiene y también con las posibles limitaciones. Sin duda alguna, yo creo que la cercanía del papa Francisco a la gente será uno de los elementos que va a caracterizar esta visita", especificó el alto dignatario eclesial.

Conflicto mapuche

La situación de La Araucanía, particularmente el enfrentamiento por cuestiones territoriales entre los mapuches y el gobierno, es un tema que dominará la agenda del Sumo Pontífice, particularmente cuando el miércoles 17 celebre la misa en Temuco, la región más pobre de Chile y el corazón mismo del conflicto mapuche que mantiene en vilo a los chilenos y que se extiende también hacia la Argentina.

Sobre esta problemática, Ezzati, remarcó: "La presencia del Santo Padre en la región puede ser una contribución valiosa a la vida buena de la gente de La Araucanía. Espero que todos acierten a poner el bien de todos por encima de intereses personales o de partes, con fe en la cultura del encuentro y rechazando la espiral del enfrentamiento, lo que implica el reconocimiento y la promoción de los derechos de los pueblos originarios y de todos los que habitan el territorio", sostuvo.

Por otra parte, Ezzati destacó que Francisco "nos ofrecerá criterios evangélicos para el buen camino de Chile, también para las nuevas y cambiantes situaciones de nuestros tiempos. De la palabra y de los gestos de Francisco esperamos un renovado impulso y sabias orientaciones. El Santo Padre viene a decirnos que no debemos tener miedo. Que el Señor le ha prometido a Pedro y por consiguiente a él, que la edificación de la Iglesia sobre esa roca es una construcción segura y firme. Los poderes adversos del mal nunca van a prevalecer sobre la misión salvadora, la misericordia que Dios Padre quiere manifestar para todos en este tiempo".

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar