Tucumanos que asaltaron a una familia seguirán presos

08/03/2018 -

Tres sujetos que asaltaron a mano armada a una familia del paraje Santa Rita, fueron llevados a audiencia pública en los Tribunales de Frías, en donde la jueza de Control y Garantías convirtió la aprehensión en detención de los imputados. La Dra. Susana Santillán no hizo lugar al pedido de libertad planteado por el abogado defensor y ordenó la detención solicitada por la Fiscalía a los tres imputados de 46, 47 y 51 años, oriundos de la provincia de Tucumán. La fiscal de la causa -Dra. Analía Nóblega Rayó- manifestó en audiencia que el pasado 27 de febrero en horas de la tarde, los imputados que se trasladaban en un vehículo tipo utilitario, se presentaron en una vivienda situada a la vera de la Ruta Nacional 157 en el paraje Santa Rita. Uno de los ocupantes del rodado descendió con un chaleco de la policía de Tucumán y le expresó al dueño de casa, la intención de comprar un lechón. También le pidió agua para agregar al vehículo en el que se transportaban. Cuando la víctima de 66 años regresaba con el pedido, lo recibieron poniéndole un arma en la cabeza. Los imputados ingresaron a la vivienda y redujeron también al hijo de 38 años. Los maniataron con precintos y luego se apoderaron de 8 mil pesos en efectivo, cuatro celulares, motosierras, un rifle calibre 22 corto y una mochila con un parlante en su interior. Apenas escaparon, las víctimas lograron liberarse y poner en conocimiento de la policía que dispuso un operativo de cierre de ruta y rastrillaje, dando finalmente con los tucumanos a bordo del rodado cuando pretendían huir. Del utilitario se secuestraron los bienes que habían sustraído a la familia, más una pistola Bersa y un revólver calibre 22 corto, (ambos cargados), una caja de cartuchos y balas, un chaleco de la policía de Tucumán, nueve teléfonos celulares, precintos y el vehículo en el que se conducían, entre otros elementos que fueron convalidados por la magistrada. La Fiscalía cuenta con varias evidencias en contra de los acusados, entre ellos antecedentes de conducta en el que registran condena en suspenso por robo agravado. La representante del Ministerio Público solicitó la conversión en detención aduciendo que existe el peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación. Además, resta tomar declaraciones testimoniales y realizar una pericia psicológica a los imputados.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar