Policiales CRIMEN DEL CUIDADOR DE LA FINCA

"Me han dejado destruida" aseguró la madre de Damián Butiler tras darle el último adiós

Aseguran que el hombre asesinado era muy "servicial" y que no tenía problemas con nadie. Afirman que sólo se llevaron su billetera y no otros bienes.

14/03/2018 -

La familia de Damián Butiler despidió sus restos en medio de escenas de profundo dolor. Aún no encuentran explicación a lo sucedido ni el porqué de la salvaje agresión que se cobró la vida del cuidador de una finca de 30 años

Luego del sepelio de su hijo, Alejandrina Díaz, manifestó a Noticiero 7, el dolor que significaba para ella la muerte de Damián y el deseo de justicia.

"Yo me enteré por el patrón de él, dice que lo llamaba por teléfono y no daba con él, vino a casa, la lleva a la hermana porque ya le habían avisado que lo habían encontrado", expresó la mujer ante la consulta de cómo fue que le informaron lo sucedido.

"Era muy servicial con todos. Siento tanto esto, me han dejado destruida", deslizó sobre la pérdida de su hijo.

"Hace bastante tiempo que tenía su casa ahí. No sé qué es lo que le ha pasado, el era muy bueno con todos", remarcó la mujer.

"Lo único que quiero es que se haga justicia, que se esclarezca, quién lo ha muerto. Que paguen. Es un dolor muy grande el que me ha dejado mi hijo", finalizó Díaz.

Por otra parte, Luis Butiler, hermano de la víctima, también se refirió al caso y al misterio que encierra la muerte de Damián.

"Lo único que le faltaba es la billetera. Si hubiera sido un robo le hubieran llevado la moto también, estaba la llave de la casa y el portón abierto, pero sólo falta la billetera", señaló mientras repetía que no entendían las razones por las que le quitaron la vida a su hermano.

Damián Butiler trabajaba como cuidador de una finca en un camino vecinal que une las localidades de Sauce Bajada y Vilmer. El domingo se trasladó de su casa hasta la casa de su madre y allí pasó todo el día hasta las 3.30 de la madrugada del lunes, momento en el que se levantó y emprendió regreso a la finca donde trabajaba.

Su patrón, de apellido Álvarez lo habría llamado por teléfono y como no respondía, se habría trasladado hasta la finca. Allí lo habría encontrado en el portón de ingreso ya sin vida.

La médica de Policía determinó que presentaba un golpe en uno de sus ojos, una herida punzopenetrante en la espalda a la altura del pulmón y otra en el tórax sobre la tetilla izquierda.

Eran alrededor de las 8.30 y los médicos establecieron que llevaba unas 4 horas sin vida.

El autor o los autores de su muerte, aún son un misterio y la Policía trabaja para poder dar con la identidad de ellos.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar