Santiago UN MAL QUE AUMENTA

En la Argentina, ocho de cada diez sujetos tuvieron "pitidos" en los oídos

30/04/2018 -

Expertos indican que por trauma acústico o trauma sonoro se entiende al daño auditivo que se produce ante la exposición a un sonido de alta intensidad y de aparición brusca.

"El traumatismo se genera por el aumento repentino del nivel sonoro por retroalimentación y/o fluctuación. El espectro audible por el oído humano o campo tonal está conformado por frecuencias que van desde los 20 hertz (Hz) hasta los 20.000 Hz. Más allá de los 20.000 Hz se denominan ultrasonidos que, si bien no son percibidos por el oído humano, igualmente pueden ocasionar alteraciones físicas o psíquicas", explicó la licenciada María Teresa Gargantini, fonoaudióloga del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Italiano a Infobae.

"La vida cotidiana nos enfrenta a una suma de factores que perjudican la audición en forma progresiva a lo largo de los años. La contaminación sonora puede traer algunas complicaciones como: pérdida de capacidad auditiva, interferencia en la comunicación, malestar, estrés, nerviosismo, trastornos del aparato digestivo, enfermedades cardiovasculares, disminución del rendimiento laboral, incremento de la posibilidad de accidentes laborales y cambios en el comportamiento social", señaló en tanto, Mónica Matti, fonoaudióloga y responsable de Gaes Médica.

Y tras asegurar que "la contaminación sonora es un problema que afecta en general a las grandes ciudades", la especialista destacó que "en la Argentina, ocho de cada diez individuos mencionan haber tenido pitidos en los oídos". Y si bien el origen de los mismos puede ser diverso y no siempre es constante, los jóvenes son quienes más los sufren.

Zernotti precisó que "el primer síntoma del paciente expuesto a un ruido fuerte es la aparición de un zumbido (acúfeno) en sus oídos".

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar