Pura Vida LA ACTRIZ PROTAGONIZA LA VERSIÓN TEATRAL DEL FILME "DOS MÁS DOS"

Julieta vuelve con erotismo al teatro

Estuvo en el ojo de la tormenta mediática tras su separación de Esteban Lamothe, pero la actriz es mucho más rica en el plano laboral, con exitosos trabajos en cine y teatro. Ahora regresa a las tablas junto a Eleonora Wexler.

16/05/2018 -

Julieta Zylberberg se embarcó junto a Eleonora Wexler, una colega con quien jamás había trabajado, para llevar adelante la versión teatral de la película "Dos más dos", que explora el universo swinger y que desde sube a las tablas del teatro El Nacional con un elenco que lo completan Fernán Mirás y Luciano Cáceres.

Más de un millón de espectadores convocó la película argentina estrenada en 2012 con producción y actuación de Adrián Suar, quien entonces compartió escenas con Juan Minujín, Carla Peterson y Julieta Díaz.

La historia de las dos parejas de profesionales de alrededor de 40 años: la más convencional formada por Emilia (Wexler) y Diego (Mirás) con un hijo de 14 años y la de Betina (Zylberberg) y Richard (Cáceres) sin hijos y practicantes de "swingerismo" es conocida a través del filme, pero "la obra tiene un giro más inquietante", adelantó Julieta a Télam.

Y agregó: "Creo que la obra es una bomba, especial para que vengan parejas y grupos de amigos y salgan directo a entablar debate. Ja, me imagino a alguna espectadora preguntándose: ‘¿Qué onda? ¿Cómo seguimos con la sexualidad de la pareja?’ (risas). En una relación que lleva años siempre aparece el tema no específicamente del swingerismo, sino la pregunta por los recursos para mantener la pasión según pasan los años".

¿Cómo fue el trabajo de las escenas "hot"?

La obra se juega bastante arriba en materia erótica, estamos ahí nomás de la gente durante escenas más calientes, pero trabajamos relajados y somos muy respetuosos entre nosotros, algo así como poder preguntar al otro: "¿Puedo tocarle el culo? Gracias?" (risas).

¿Ayuda el tono en que se desarrolla la trama para alimentar la fantasía?

Claro, es bien naturalista y hay algo de eso que logra generar gran empatía con la platea ya que facilita una identificación directa con el argumento y eso en materia de intensidad te lleva más alto: lo erótico no se actúa desde la distancia, no se trata de muñecos que viven la sexualidad sobre el escenario.

¿Cómo es tu personaje?

Soy Betina, casada con Richard desde hace 10 años y aunque se conocen con la otra pareja desde hace tiempo... la obra los encuentra en el momento de sacar a la luz su práctica que habían mantenido oculta. En el cruce suceden un montón de cosas que ponen en riesgo ciertas reglas y acuerdos. Básicamente, soy miembro de una pareja que mantiene viva su pasión mediante el "swingerismo". Betina se pone loca cuando le amenazan el ranchito... la obra tiene una vuelta sobre el tema del erotismo en la pareja.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar