La Banda PARROQUIA DE LOURDES

Un día de fiesta por la primera comunión de los niños en Los Díaz

La acción de todos los fines de semana llega a Los Díaz, Ardiles de la Costa, Tapera, Quita Punco, El Ojo y Los Herrera.

13/06/2018 -

El padre Antonio Becerra Flores ofició la celebración de la primera comunión de niños de la localidad de Los Díaz, en el norte del departamento Banda, en un fin de semana cargado de emociones para las familias de los once pequeños que dieron el importante paso en su formación cristiana. El párroco de Nuestra Señora de Lourdes, a la que pertenece la comunidad de Nuestra Señora de Guadalupe de Los Díaz, abrió esta zona a la evangelización emprendida desde el barrio El Cruce, poco después de llegar a La Banda a fines de 2013, desde México, su país natal, junto al presbítero Álvaro Iñíguez Barba, quien estuvo a cargo de la parroquia Santiago Apóstol hasta su partida de regreso a su diócesis de origen en agosto de 2017, tras ser declarado "Ciudadano Ilustre", por el Concejo Deliberante bandeño. Ambos sacerdotes provenían de la diócesis de San Juan de los Lagos, Jalisco. El padre Becerra, o como sus feligreses le llaman, Antonio, decidió llevar su acción espiritual desde entonces hacia todas las poblaciones que se levantan a orillas de la ruta 8. Al respecto, la catequista Marcela Gómez relató la breve historia de esta comunidad que hasta hace poco tiempo no tenía un sacerdote: "Nuestra acción evangelizadora llegaba desde La Dársena hasta Ardiles, pero desde que está el padre Antonio se agregaron las comunidades de Los Díaz, Ardiles de la Costa, Tapera, Quita Punco, El Ojo y Los Herrera". Sobre la fiesta relató: "Gracias a Dios, la comunión de un grupito de once niños este sábado salió todo hermoso. Los Díaz es una comunidad que con la llegada del padre Antonio comenzó a formar parte de nuestro radio parroquial". Marcela, que hasta hace cinco años era catequista de los jóvenes en la parroquia de su barrio, El Cruce, tomó la decisión de dar de su tiempo para viajar hasta estas comunidades todos los fines de semana. "Desde entonces es que voy a dar la catequesis y estamos trabajando todos juntos. Éste es el tercer grupo de niños que hace su comunión", relata orgullosa de la respuesta positiva de los integrantes de esa población. Y como no podía ser de otra manera, sin importar ningún tipo de diferencias, celebraron todos juntos que sus niños hayan conocido a Jesús Sacramentado. "Después de la misa, tuvimos un hermoso compartir entre todos", que no es otra cosa que la tradicional cena a la canasta, para ponerle el broche de oro social a una fiesta que reunió las alegrías de todo un pueblo.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar