La entrevista cognitiva neuropsicológica en el testigo

05/08/2018 -

Uno de los medios que se emplean para tratar de obtener la máxima información posible y de calidad, es la entrevista cognitiva neuropsicológica que es uno de los métodos a utilizar si profesionalmente tenemos dicha especialidad.

Estos datos comenzaron a ponerse en ejercicio en la psicología jurídica forense a partir del 2004 por Fisher y Geiselman cuando observaron que la policía en sus interrogatorios perdía buena parte de la información por su falta de habilidad.

Además, por la misma circunstancia, se gastaban recursos para seguir pistas falsas. La psicología del testigo ha influido en el desarrollo y mejora de la entrevista cognitiva neuropsicológica conjuntamente con las diplomaturas en Perito Jurídico-Forense; está de más decirlo que también debe contar con dicha especialidad para tener un desempeño profesionalmente aceptable y con conocimiento de los procesos periciales.

Este es un modelo desarrollado para mejorar la relación entre entrevistado y entrevistador. Se basa en la creación de rapport, primordial para establecer un ambiente de confianza y comodidad. Al no sentirse intimidado, el entrevistado tenderá a aportar mucha más información.


¿En qué consiste la EC (entrevista consensuada)?

La EC (entrevista consensuada) emplea las preguntas abiertas como forma de obtener los testimonios.

De esta manera, se plantea una cuestión que permite al testigo explayarse, desarrollando todo lo que pasó. La ventaja de este modo de preguntar frente a una pregunta cerrada es clara. La pregunta abierta permite que la persona cuente los hechos como si narrara una historia, mientras que una pregunta cerrada limita la respuesta a un acontecimiento muy concreto.

Ello aumenta la probabilidad de que los errores que cometa sean mayores, además de aumentar la probabilidad de que la pregunta introduzca un sesgo.


Técnicas de la EC

Este modelo emplea cuatro técnicas: Restablecer el contexto: reconstruir mentalmente las circunstancias en las que tuvieron lugar los hechos, esto implica necesariamente un proceso de información a través de nuestro cerebro acertado.

La emocionalidad que se pudo sentir permite recuperar más información; pero también según el grado de emocionalidad; como si fuera un shock emocional; seguramente carecerá de memoria y pérdida temporo-espacial. Contarlo todo: prolongación de la primera.

Debe incluirse en el relato todo aquello que forme parte del recuerdo. Recordar los acontecimientos en un orden distinto: en vez de hacer un relato desde lo primero que sucedió a lo último, este método sugiere que el testigo haga un relato al revés (retrocediendo en el tiempo, en vez de avanzando).

Es un método más complejo para el testigo y necesita de una coordinación más específica en los hechos vividos. Cambiar de perspectiva: ponernos en otro punto mentalmente. Por ejemplo, si estábamos en una esquina del local en el que se robó, imaginar cómo se verían las cosas si hubiéramos estado en el mostrador. Esto implica un verdadero desafío emocional para el testigo.

Los resultados que se han obtenido en diferentes estudios con la EC han demostrado que esta técnica, por la forma en que se cuentan los hechos y la empatía y confianza que se genera entre ambas partes, aumenta la cantidad de detalles correctos sin aumentar la proporción de errores. Pensemos que un testigo se ve sometido a diferentes factores, circunstancias personales o ambientales que influyen a la hora de recordar un hecho.

Muchas veces, ante un error en sus relatos, no significa que mientan, al menos no siempre. Simplemente han cambiado su recuerdo de forma inconsciente, pero aunque estén seguros de que algo ocurrió de tal manera, esto no significa que sea así.

La psicología del testigo ayuda a encontrar nuevas herramientas o a mejorar las existentes para optimizar la información que podemos obtener sobre un suceso y éste es el caso de la utilización del testigo de manejarse con instrumentación que haya sido sugerido por un neuropsicólogo para el mejor desarrollo de su memoria.

¿Podemos fiarnos siempre de lo que recuerdan los testigos? Está claro que no. ¿Podemos obtener más información verdadera de los testigos? Como hemos visto, éste es el principal campo de aplicación e investigación de la neuropsicología del testigo.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar