ANÉCDOTAS DE TAXI | ¡Saludos a tu papi!

Por Victor David Bukret.

08/08/2018 -

El diálogo comenzó en el eterno semáforo de Av. Aguirre e Islas Malvinas.

Yo volvía con mi mujer de acompañante, de uno de los miles de trámites que hay que hacer para renovar la habilitación del taxi. Mi amigo paró su moto al lado mío, y para que yo lo divisara mejor, se sacó el casco.

-¡CHANGOOOO, TANNNNTO TIEMPO! -me grita, casi al oído.

-¡HOOOLA DEMENTE! ¿TODO BIEN?

-Sí David. Te cuento que un varoncito ha "tenío" mi jermu.

-¡Eh... qué lindo che! Y... ¿Sanito? ¿Cómo le has puesto de nombre?

- Siiiii 4 kilos doscientos... Jorgito, por supuesto, cómo el abuelo, ja ja ja. Che, ¿se andan juntando los vagos para el "fulbo" de los viernes?

- Si, boludo... y el tercer tiempos sigue mortal... ¿De cómo no andas yendo? -le digo.

-Y vo has visto... ahora hay que hacer pa la leche, pal pañal. Ciento treinta mangos un chupete, loco, ja ja ja... Che, se está poniendo en verde el semáforo...

-Listo, listo ¡nos vemos pronto negro! ¡Cuidate!, despacio con la moto.

- Gracias, ia me vua llegá, ¡CHAU SEÑORA! -le dice a mi mujer.

Los dos lo saludamos, y se perdió rumbo al oeste.

-¿Quién era? -me pregunta la Ely.

-¡Qué se yo gorda! ¡En verdad, no tengo la menor idea!


 
Compartí
esta nota
También te puede interesar