×

El uso de los celulares y la salud visual

Por Dr. Ricardo Passone, Soc. de Oftalmología Sgo. del Estero.

- 00:00 Santiago

Para muchos el teléfono móvil es indispensable, para otros no tanto, pero abusar del celular puede traer efectos negativos a la salud, por lo que es recomendable utilizarlo con prudencia y moderación, de acuerdo con las últimas investigaciones llevadas a cabo. Estas investigaciones refieren que el tiempo promedio que permanecemos conectados a la web vía teléfono móvil, computadoras, pantallas de T.V. y otros, es un promedio de ocho horas diarias. En ese sentido, el organismo indica que las pantallas de los teléfonos móviles afectan los ojos, principalmente la retina, debido a la poca distancia en que se utilizan, y a la emisión de luz que a largo plazo provoca degeneración macular, un daño en el interior de los ojos. Un estudio arrojó que la exposición de dos horas antes de ir a la cama suprime un 22 por ciento los niveles de la hormona reguladora del sueño (melatonina). Por otra parte, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirman que la distracción que provoca un celular es peor que los efectos que provoca manejar con alcohol en la sangre por arriba del nivel permitido, comenta además que al miedo irracional que se presenta en las personas por separarse de su teléfono celular, se le define como "nomofobia". ¿Cuánto tiempo utilizas tu celular para mandar textos o navegar por internet? Cuidado, de acuerdo con un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, la pantalla del smartphone daña la vista. En la investigación se detalla que las pantallas de los dispositivos electrónicos como la de los celulares afectan a los ojos, principalmente a la retina, ya sea por la cercanía con que se utilizan y a la emisión de luz. Daños a la visión Los investigadores detallan que la luz LED directa que emiten los teléfonos móviles dañan las células de epitelio pigmentario de la retina, cuando no se utiliza protección. Por ello, el uso excesivo de smartphone y tabletas puede ocasionar daños a largo plazo como los siguientes: 1. Ojo seco. Una persona parpadea 16 o 20 veces por minuto; sin embargo, cuando utiliza el celular, sólo lo hace seis u ocho veces. 2. Visión borrosa. Los músculos oculares tensos no pueden enfocar a diferentes distancias; esto primero es temporal y después es permanente. 3. Miopía temporal. Estar atento a la pantalla por grandes periodos tensa los músculos de los ojos. 4. Degeneración macular. La exposición a largo tiempo de la luz daña el interior de los ojos, lo cual propicia esta enfermedad. Prevención Una forma de proteger tus ojos es usar moderadamente el celular y a una distancia donde no hagas esfuerzo para ver. Además, trata de parpadear más veces durante su uso, así como observar cosas a lo lejos para descansar la vista. Y tú, ¿usas mucho tiempo tu celular? El uso excesivo de los teléfonos inteligentes impacta negativamente en tu bienestar físico y mental, por ejemplo: 1. Audición. Cuando escuchas tu música preferida en este aparato a un volumen alto, corres el riesgo de dañar tu oído interno, que es el responsable de convertir los sonidos en señales que van al cerebro. 2. Mano de garra. ¿Has sentido dolor o calambres en tu muñeca o dedos? Entonces corres el riesgo de desarrollar la denominada "mano de garra" causada por el exceso de escritura en el smartphone o pasar mucho tiempo jugando con él. Si no te controlas puedes desarrollar tendinitis. 3. Pequeños niveles de radiación. De acuerdo con la World Health Organization, el uso excesivo del celular te expone a una pequeña radiación que puede desarrollar células cancerígenas en las personas. 4. Síndrome de vibración fantasma. Se trata de una sensación imaginaria de que está vibrando el celular. Se genera por un excesivo uso del celular. 5. Alta exposición a gérmenes y bacterias. Es un excelente vehículo para este tipo de parásitos causantes de enfermedades gastrointestinales. 6. Dolor de cuello. El exceso de escritura puede generar dolor muscular en cuello, hombros y cabeza. 7. Síndrome de abstinencia. Si decides utilizar menos el celular o hacerlo de golpe, puedes ocasionar daños emocionales y detonar este tipo de síndrome, por lo que puedes experimentar ansiedad y aislamiento. Aparte de acelerar la degeneración que suponen enfermedades como la presbicia, que cada vez aparece a más temprana edad entre los pacientes, el uso excesivo de móviles, tabletas u ordenadores puede provocar además anomalías visuales como: Fatiga visual: al sobrepasar el límite de horas recomendadas para estar frente a la pantalla de un dispositivo de este tipo, es normal que los ojos se resientan más de lo normal y que la calidad de la visión disminuya. Dolores de cabeza o migrañas: recuerda que la luz que emiten estos dispositivos no es demasiado beneficiosa para tus ojos. De ahí que si pasas demasiadas horas frente a una pantalla puedas sufrir dolores de cabeza e incluso migrañas, las cuales, recordemos, es mejor atajar de forma precoz antes de que abran el camino a mayores complicaciones. Ojos rojos: también puede suceder que la hidratación de tus ojos disminuya a causa de esta sobreexposición a las pantallas y que, por consiguiente, uno de los síntomas más recurrentes sean los ojos rojos. Disminución de la capacidad visual: hablamos de que la calidad de nuestra visión puede reducirse si no controlamos las horas que permanecemos en contacto con estos dispositivos. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con la salud visual, el uso excesivo de teléfonos móviles, tabletas, ordenadores y otros tantos dispositivos electrónicos se ha convertido en una de las causas directas de problemas visuales en el mundo, en especial entre las generaciones que han nacido o se han adaptado a la era de las nuevas tecnologías. Desde la Sociedad Santiagueña de Oftalmología vamos a reiterar y alertar sobre los riesgos del excesivo uso de estos dispositivos y vamos a seguir exhortando a las personas a reducir el contacto con éstos para que no se convierta en un hábito perjudicial.

Más noticias de hoy